La Rioja
Langaro y Vigo se retiran tras la derrota ante Puente Genil. ::
Langaro y Vigo se retiran tras la derrota ante Puente Genil. :: / Antonio Díaz Uriel

El Naturhouse La Rioja inicia su autocrítica

  • La web del club y algunos jugadores entonan el 'mea culpa' ante la crisis que arrastra el equipo

En un tuit entran como máximo 140 caracteres. Con mucho menos que eso, el CB Ciudad de Logroño sintetizó el estado actual del Naturhouse: «Final (por fin). Atlético Valladolid 32 - Naturhouse 26». El anecdótico 'por fin' se amplió un poco más en la crónica que el conjunto franjivino publicó en su web. Bajo el título: '¿Dónde está el fondo?', se describe la «durísima» derrota del Naturhouse en Valladolid, «que ahonda aún más si cabe en la herida del equipo y muestra a un bloque noqueado, incapaz de reaccionar ante la adversidad».

Es que precisamente la caída en tierras pucelanas no hace más que ensanchar la grieta abierta en esta segunda vuelta en un equipo que no encuentra soluciones para salir de la dinámica negativa en la que está inmersa desde hace unas semanas que se han hecho eternas para los de Jota González. Un equipo que al margen de su capitán, Gurutz Aginagalde, que tras la derrota ante Puente Genil pidió disculpas a la afición «por mi parte de responsabilidad», el sábado comenzó a hacer autocrítica.

El extremo izquierdo Ángel Fernández, otro de los capitanes del conjunto franjivino, agradeció el apoyo del pequeño grupo de aficionados de la peña Orgullo Franjivino que viajó a Valladolid: «No os merecemos ni mucho menos (Orgullo Franjivino). Muchas gracias por apoyarnos en todo momento. Lo de hoy ha sido lamentable. #Gracias», sintetizó el internacional jugador cántabro.

En la misma línea, su compañero Luisfe Jiménez también dio las gracias a los aficionados desplazados a Pucela: «Jodido por todo, pero principalmente por ese grupo de personas que solo suman y no se merecían ver un equipo así, del cual formo parte», describió el lateral derecho en las redes sociales.

Hombres de mucho peso en el bloque franjivino como Rubén Garabaya o Albert Rocas también quisieron dejar su mensaje en las redes. Ambos dejaron 'tuits' cortos pero contundentes. «La sensación de defraudar y decepcionar a los demás es lo peor», escribió el pivote asturiano en Twitter. «Duro y jodido...», se limitó a afirmar Rocas.

Las sensaciones que emana el CB Ciudad de Logroño son negativas. Un equipo que no da con la tecla con la solución. Un bloque que es la sombra del conjunto que vislumbró a Europa en la primera vuelta del año, capaz de vencer a todo un Montpellier -hoy en los cuartos de final de la Champions League-, o al que acabó su temporada europea dentro de los mejores 18 equipos del continente.

El Naturhouse que empató en Cuenca y Benidorm y que perdió ante el Puente Genil y Atlético Valladolid es un equipo plagado de dudas, agotado, que está en cortocircuito con su entrenador. Un Jota González desesperado porque, afirma el técnico, su mensaje no llega a la plantilla. «Está claro que cada uno tiene su parte de responsabilidad y no tengo la solución para todo. No soy un mago. No consigo que los jugadores crean en lo que digo, de convencerles de cómo tienen que hacerse las cosas. Yo he hecho el equipo y soy el responsable», asumió el preparador técnico tras la derrota en Valladolid, la tierra que le vio nacer como entrenador.

Cierto es que a perro flaco todos son pulgas, pero el CB Ciudad de Logroño no parece levantar cabeza. Su intermitencia y endeblez son preocupantes. No es consistente y es incapaz de matar un partido que le es favorable. Los casos se multiplican: Ademar, Cuenca, Benidorm, Puente Genil, Atlético Valladolid son los últimos episodios y precisamente los que no consiguió la victoria. Desde el 1 de marzo, cuando los franjivino empataron 28-28 en Cuenca, los riojanos han encadenado en cinco encuentros dos derrotas, un par de empates y una solitaria victoria (ante el Puerto Sagunto).

Algo definitivamente no funciona en el CB Ciudad de Logroño. Quedan seis jornadas por delante y ahora mismo, y con estas sensaciones, el objetivo es cuidar la tercera plaza. Quién te ha visto, Naturhouse.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate