La Rioja

balonmano

Duro castigo para el Natur

video

/ Fernando Díaz

  • Llegó a ir dominando pero el Nantes logró imponer su mayor calidad en el último tramo del partido para dejar a los franjivino prácticamente fuera de Europa

El Naturhouse La Rioja ha dejado reducidas al mínimo sus opciones de seguir en la Liga de Campeones al perder en su campo ante el Nantes por 25-31 en un choque determinado por la calidad de los franceses en el segundo tiempo.

El equipo riojano llegaba al partido "tocado" físicamente y tras realizar un gran esfuerzo en el primer tiempo se desfondó, con lo que quedó a merced de un rival con mucha calidad en su plantilla, que impuso su velocidad tras el descanso, cuando anotó 15 goles en 20 minutos, algo al alcance de pocos equipos.

Así, según informa Efe, apenas hubo margen para la sorpresa y el Nantes demostró que tiene una gran plantilla, muy por encima de la de los riojanos, sobre todo en su actual estado de forma.

Desde el primer tiempo, el choque fue una lucha de estilos y de ritmos, entre un balonmano basado en la fuerza y la entrega de los riojanos y otro más "académico" y pausado del Nantes.

Era, en realidad, muy lógico que el Naturhouse echara el resto para sacar mejorar su imagen de las últimas semanas e intentar así llegar "vivo" al partido de vuelta en Nantes.

Y también era lo esperado que el equipo francés, consciente de su superioridad técnica y de que todavía hay que jugar en su casa, no se desgastara desde el inicio.

Además, el equipo francés se permitió el lujo de ser condescendiente muchos minutos, como si no tuviera prisa.

Por eso fue por detrás muchos minutos en el primer tiempo, en el que la defensa riojana ahogó a los lanzadores galos, excepto a Gurbindo, que marcó cuatro goles antes del descanso.

Además de la defensa, el Palacio de los Deportes de La Rioja volvió a ver al mejor Gurutz Aguinagalde, ya que con más de media docena de paradas -entre ellas dos penaltis en el primer tiempo- desesperó al Nantes y sostuvo a su equipo.

No pudo hacerlo, no obstante, al borde del descanso, que fue el momento en el que más centrado sobre la pista pareció el Nantes, lo que le sirvió para colocarse por delante (10-11) y llegar al descanso con el partido igualado (13-13).

El Naturhouse regresó al partido enrabietado, empeñado en que su esfuerzo no fuera en vano y deseando mantener un ritmo alto de partido.

Eso le sirvió para colocarse rápidamente por delante (16-13) pero para nada más.

Porque el Nantes volvió a ser constante en su juego y falló mucho menos que antes frente a Aguinagalde, con lo que empezó pronto a remontar y culminó su trabajo en el minuto 16 del segundo tiempo, cuando logró ponerse de nuevo por delante (20-21).

Y no solo se adelantó, sino que dejó claro que no quería permitir más alegrías de los riojanos, a los que empezaban a faltarles fuerza en cada jugada.

El Nantes lo comprendió y con mucha más efectividad que antes se mantuvo por delante con ventajas de dos y tres goles (22-25 a siete minutos del final).

Ahí terminó todo, ya que el Naturhouse no logró parar más a su rival y, de hecho, sufrió mucho para marcar tres goles más,mientras que el Nantes mantuvo su ritmo para lograr un marcador que le permite afrontar la vuelta muy cómodo.