La Rioja

Daños colaterales tras la debacle

Daños colaterales tras la debacle
  • Ángel Fernández, de baja un mes por una rotura muscular intercostal, y Garabaya, en reposo por problemas en la espalda

El Naturhouse no podrá contar durante cuatro semanas con Ángel Fernández, que se lesionó en la última jugada del partido del pasado miércoles entre el conjunto riojano y el Ademar León. Traducido en partidos, el cántabro se perderá cuatro compromisos de la Liga Asobal (Barcelona, Bidasoa, Cuenca y Puerto Sagunto), el de mañana contra el Tatran y quizá llegué a disputar el encuentro de vuelta de la eliminatoria por acceder a los octavos de final de la Liga de Campeones ante el Nantes o el Zaporothye.

En un principio se creyó que Ángel Fernández tenía alguna costilla rota, pero los estudios descartaron dicha lesión. Ayer por la tarde, tras nuevas pruebas médicas, se le diagnosticó una rotura muscular parcial intercostal que le dejará en el dique seco aproximadamente un mes. El 32 franjivino, que ayer acudió por la tarde al Palacio, deberá guardar reposo absoluto durante los próximos días.

Ese mismo Palacio que ayer parecía acoger un funeral. Había caras largas, nadie bromeaba y reinaba la seriedad. Y cuando la caída es importante como la del miércoles ante el Ademar, esa sensación de silencio es todavía más evidente. Ayer por la tarde, el recinto logroñés fue testigo de uno de esos entrenamientos. Seguramente porque fue inmediatamente después de visualizar el vídeo del encuentro ante el conjunto de León, en el que la defensa franjivina dejó mucho que desear. Jota González, el hombre más serio del pabellón, no podía disimular su decepción. Y todo un día antes de un viaje europeo que resulta intrascendente para ambos conjuntos, el Ciudad de Logroño y el Tatran Presov.

Las cosas en el Grupo C de la Champions League están todas decididas: el Montpellier, primero, y el Naturhouse la Rioja, segundo, jugarán la próxima fase para acceder a los octavos de final. Pero Jota González se toma siempre todos los encuentros con el máximo de los respetos. «Es de las pocas veces en que vamos a un partido oficial y el resultado da igual, pero siempre hay que jugar el encuentro», indicó el entrenador franjivino. «Hay que jugar el partido e intentar hacer las cosas bien porque al final podrías venir con más problemas, más lesiones», añadió.

Es que precisamente por culpa de las lesiones, otros tres jugadores no viajarán a Eslovaquia. Además de Edu Cadarso, Pablo Cacheda y Ángel Fernández, Rubén Garabaya no se subirá al avión hacia Eslovaquia. El pivote asturiano sufre una pequeña rotura fibrilar en la espalda, que ya arrastraba desde hace unos días, y debe guardar unos días de reposo.

Otro de los jugadores que no viajará a Presov es el serbio Lazar Kukic. Pero no hay una lesión por medio sino algún inconveniente burocrático. Así las cosas, Jota González se desplaza esta mañana a Eslovaquia con los catorce jugadores justos. «El tema es que viajamos con muchos zurdos y pocos diestros», incidió.

Sobre la derrota del miércoles, el preparador recordó que el equipo hizo una pretemporada «floja» y se le vieron todas las carencias, «tanto a nivel individual como el colectivo». «Muchas veces creo que somos peores de lo que parecemos. Ni la defensa ni la portería funcionaron y el Ademar nos sacó mucha ventaja. Fue un coladero», dijo.

A partir del lunes, el Naturhouse se pondrá a preparar el encuentro ante el Barcelona, que se disputará el 18 de febrero en el Pala. «Es un partido complicadísimo pero tenemos una semana para intentar prepararlo», recordó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate