La Rioja

LIGA ASOBAL

«Perder la segunda plaza es duro porque tenemos peor calendario que el Ademar»

Jota González gesticula durante el encuentro de ayer. :: j.m.
Jota González gesticula durante el encuentro de ayer. :: j.m.
  • El técnico destacó los «nervios» del equipo y los problemas defensivos en un partido importante

  • Jota González Entrenador del Naturhouse

Jota González no podía esconder ayer su decepción tras un encuentro en el que su equipo caía un escalón en la tabla. Eso le preocupaba más que las sensaciones, por la importancia de cara al futuro. «Perder la segunda plaza es duro porque tenemos peor calendario que el Ademar. Ellos ya han ido a Granollers, nosotros no; debemos visitar Barcelona, Cuenca. Ahora lo tenemos peor», se sinceraba. «Pero seguiremos luchando hasta el final por una segunda plaza que este año no da nada, pero por la que pelearemos. Teóricamente da igual quedar segundo que tercero pero es mejor ser segundo», incidía.

En el encuentro, el preparador percibió «nervios y tensión» que provocaron que los jugadores planteasen un choque «muy individual, haciendo la guerra cada uno por su cuenta». «Estábamos muy nerviosos con el marcador en contra y ellos han jugado tranquilos, sin perder balones, sin darnos opciones de contraataque. Cuando hemos intentado igualar nos han matado las exclusiones y no hemos defendido bien», analizaba.

Problemas atrás

Los problemas han empezado desde la zaga. Rubén Garabaya, que llegaba con problemas en la espalda, apenas ha aguantado cuatro minutos. «Rubén tiene mucha experiencia y es fundamental en estos partidos. Sin él, hay otros que tienen que dar un paso adelante y no ha sido el día», explicaba. «Nos hemos mostrado flojos en defensa y nos han superado continuamente en los uno contra uno, además de que la portería no ha estado. Sin defensa y sin portería hemos ido siempre a remolque. En ataque tampoco hemos estado finos y hemos sufrido una gran dependencia de Langaro», añadía. Además, fallos puntuales han penalizado a un equipo que ayer se topó con un rival muy serio: «Hemos puesto el juego de siete, hemos tenido una oportunidad en un fly solos ante la portería y lo hemos tirado fuera y cuando estábamos metidos en partido, las exclusiones nos han matado para culminar la remontada».

El entrenador franjivino declinó hablar más de los árbitros: «No lo hago nunca y prefiero no opinar». Pero sí de sensaciones. «A día de hoy, estamos mal. Vemos todo oscuro y negro y mañana habrá que intentar verlo de otra manera. Hay que intentar hacer las cosas de la mejor forma posible. El partido de Presov nos da igual y luego hay que ir a Barcelona, que es muy complicado. Tenemos que seguir luchando y haciendo las cosas de la mejor forma posible», insistía.

A partir de ahora sólo queda un camino para enderezar la situación: «Trabajo». «Ellos [por el Ademar León] tienen una ventaja importante pero lucharemos hasta el final», resumía.