La Rioja

BALONMANO

Islandia, la prueba de España

Iosu Goñi, durante un partido preparatorio de España en Irún. ::
Iosu Goñi, durante un partido preparatorio de España en Irún. :: / EFE
  • La selección debuta ante un equipo renovado y que ha perdido a Palmarsson

  • El conjunto de Jordi Ribera evalúa su relevo generacional en el debut de un Mundial igualado

No es precisamente el mejor rival para enfrentarse en el debut en una competición internacional, pero Islandia tampoco es la temible selección de hace algunos años, cuando se colaba asiduamente en la lucha por las medallas. La selección del hielo siempre se ha caracterizado por una gran defensa, con auténticas murallas en la zaga, muy duros y por un juego algo tosco pero especialmente efectivo merced a la extraordinaria calidad de algunos de sus jugadores.

Todo ello ha entrado en crisis desde el sexto puesto en el Mundial de 2011 y la selección islandesa, aparte de algunos sobresaltos puntuales, ha vagado sin pena ni gloria por las diferentes competiciones internacionales. Y todo apunta a que en este Mundial galo camina por los mismos derroteros, ya que cuenta con una selección aún por ensamblar en la que veteranos y jóvenes valores aún deben demostrar que forman un bloque, al margen de su calidad individual, al menos vistos los últimos partidos amistosos ante Hungría, Dinamarca o Egipto. Ahora bien, los islandeses, al igual que España, tienen clavada la espina de su ausencia en Río, de su pésimo Europeo y de su ajustadísima clasificación para el Mundial a costa de Portugal, por lo que intentarán resarcirse de alguna manera de sus fracasos internacionales.

Además, la lesión a última hora de Aron Palmarsson, de 26 años, pero sin lugar a dudas su jugador franquicia y más desequilibrante, deja sin muchas de sus opciones a la selección islandesa. Y es que la historia reciente del combinado islandés ha girado en torno al estado físico del lateral que milita en el Vezsprem. Sus lesiones han marcado el escaso bagaje de Islandia en el concierto internacional en las últimas citas.

De entrada han cambiado al entrenador Kristjansson tras el último Europeo, ya que ni siquiera lograron entrar en el preolímpico. Ahora es Geir Svensson, que en las dos últimas campañas dirigió al Magdeburgo alemán, quien ha tomado las riendas del equipo con la intención de renovarle y devolverle a la élite. Uno de los hombres destacados del conjunto islandés es el veterano exazulgrana Valur Sigurdsson, que milita en el Rhein Neckar Lowen y que a sus 37 años sigue siendo un extremo muy efectivo. El barbudo pivote Kristjansson es otro de los fijos en el conjunto islandés junto con el veterano meta Gustavsson.

Así, la nueva selección de Jordi Ribera debería superar a los islandeses en el debut del Mundial de Francia 2017 (20.45 horas, TDP). España, pese al evidente relevo generacional, cuenta con una defensa a prueba de bombas y muy experimentada, junto con hombres de ataque muy válidos en el uno contra uno y en el juego táctico, que en cierto modo palía el escaso lanzamiento exterior.

El único problema para los Hispanos será, sin lugar a dudas, controlar los nervios del debut. Unos buenos primeros minutos esconderán definitivamente la tensión del inicio de campeonato y pondrá las bases de la confianza en el sistema de juego del nuevo entrenador y de las posibilidades de España en este Mundial, donde se espera que se saque la espina de su ausencia en los Juegos.