La Rioja
Arriba, Julen y Gurutz, los hermanos Aginagalde, ayer en Irún. A la izquierda, con Alberto Entrerríos recogiendo el premio al Mejor Jugador. ::
Arriba, Julen y Gurutz, los hermanos Aginagalde, ayer en Irún. A la izquierda, con Alberto Entrerríos recogiendo el premio al Mejor Jugador. :: / F. DE LA HERA/F.E.

SELECCIÓN

«Parte de esto es del Naturhouse y de todos sus aficionados»

  • El portero vasco cumplió ayer su sueño al debutar con la selección a los 39 años, en su localidad natal y junto a su hermano

  • Gurutz Aginagalde Capitán del Naturhouse e internacional con España

logroño. Cuando Gurutz Aginagalde comenzó a jugar a balonmano no podía ni soñar con un debut mejor con la selección española: a los 39 años -batiendo el récord de longevidad-, en su localidad natal Irún, junto a su hermano Julen y siendo elegido mejor jugador de los Hispanos.

- Será un topicazo, pero lo de hoy (por ayer) sí que ha sido un verdadero regalo de Reyes

- (risas) La verdad es que ha sido un día muy especial.

- Cuando empezó a jugar a balonmano, ¿soñó con un debut parecido con la selección?

- Yo empecé tarde, a los 13 o 14 años. Por eso la selección me ha llegado con 39 años (risas). En serio, no he sido mucho de soñar. He ido marcándome pequeños objetivos, siempre a mejor, y por suerte ha llegado el de la selección.

- ¿Cómo fue la llamada de Ribera?

- Estrenado el año me llamó para decirme que por temas personales Gonzalo (Pérez de Vargas) no podría estar al principio. Como yo estaba en la primera lista de preselección de españa, me preguntó si podía ir a Irún.

- ¿Y qué pasó?

- Pues nada. Fue todo como un proceso. Me presenté junto a Julen. Y una vez en Irún me explicaron que Gonzalo igual no llegaba y que iba a jugar hoy (por ayer).

- La integración en la selección no habrá sido complicada.

- No, ha sido muy fácil. Al final nos conocemos todos. He tenido la suerte de que me ha tocado de compañero de habitación Julen (risas). Y, del resto de compañeros, el que no ha sido compañero, ha sido rival. Y además Jordi Ribera me entrenó en Irún y eso también ayuda.

- La verdad es que las cosas no han podido salirle mejor.

- Han sido cosas muy bonitas, muy emocionantes las que he vivido. Saber que iba a debutar. Luego estoy en la portería y las cosas van bien. El premio del final... Es un proceso muy bonito y que lo estoy viviendo de una manera bastante natural.

- ¿Se ha acordado de alguien en especial?

- Creo que todo esto lo sabré valorar con el tiempo. Ahora estoy en ello. Lo que está claro es que debutar con 39 años es histórico, no hay antecedentes ni en balonmano ni en otros deportes. Y hacerlo en casa, con los amigos, con Julen, lo hace muy especial. Ahora claro que te acuerdas de los padres, las hijas, la familia. Y los amigos de Logroño que me han aguantado los malos días y te alegras por ellos también porque han estado siempre ahí.

- Tirando para casa, ¿es también un triunfo del Naturhouse el tener a dos hombres (Ángel y Gurutz) en la selección?

- Que los jugadores del Naturhouse tengamos esta presencia significa que tenemos entidad no solo para estar sino para jugar. A mí me llega un poco tarde (risas) pero estoy seguro que en los próximos años el Naturhouse aportará jugadores a la selección.

- ¿Cómo tiene el whatsapp?

- Cuando he llegado al vestuario he visto 122 mensajes y me he asustado. Pero es que luego he puesto a cargar el móvil y han empezado a llegar muchos más. Lo cierto es que la repercusión que tiene la selección es mucha. Sé que en redes sociales también hay movimiento pero no he tenido tiempo de contestar.

- ¿Ha hablado con Jota?

- Sí, estos días he estado en contacto con Jota, con Ángel Rituerto y con gente del club. Yo les debo mucho y quería hacerles un poco partícipes.

- ¿Qué le ha dicho su hermano? ¿Celoso porque le quita protagonismo su hermano mayor?

- ¡Qué va! Después de muchos años en los que yo me he sentido orgulloso de verlo ahí arriba, estos días estoy notando que él se está sintiendo un poco orgulloso de su hermano. Ha sido bonito vivirlo con Julen.

- Por último, un mensaje para los seguidores del Naturhouse que se alegran de todo lo bueno que le está pasando a Gurutz.

- Parte muy importante de esto es gracias a ellos y al club. Si no estuviese en un club que me sigue ilusionando y con ganas de jugar, no hubiera tenido esta oportunidad. Que cada uno sienta esto como algo suyo y ójala sirva para renovar con el Naturhouse y seguir muchos años más.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate