La Rioja

BALONMANO / LIGA ASOBAL

Exigencias de un equipo grande

vídeo

Peciña pelea con la defensa del Metalurg. Hoy puede ser el único pivote del Naturhouse si se confirma la baja de Garabaya. :: / EFE

  • El Naturhouse llega al duelo ante Villa de Aranda con la necesidad de ganar sin excusa alguna

  • La posible ausencia de Rubén Garabaya, con molestias físicas, condicionará el juego de los de Jota González

El Naturhouse La Rioja ya es un grande del balonmano nacional y, en gran medida, del europeo. Esta circunstancia enorgullece a la familia franjivino que observa cómo su equipo además de crecer a una velocidad vertiginosa, ha hecho lo más complicado: saber mantenerse arriba.

Pero la condición de 'grande' del balonmano también conlleva unas servidumbres que expresa muy bien su entrenador Jota González: «Nosotros no tenemos, como le sucede a otros equipos, partidos en los que dices 'si pierdo no pasa nada'. Aquí hay que ganar todos los encuentros y se nota la exigencia».

Con este panorama en el horizonte recibe el Naturhouse La Rioja (20.30 horas, Movistar+ Dial 194) al Villa de Aranda. En los respectivos banquillos Jota González y Álvaro Senovilla, maestro y discípulo, amigos los dos, en lo que supone el toque sentimental a un partido a priori exigente para los locales.

«Villa de Aranda es un equipo entrenado por Álvaro Senovilla que ha sido segundo entrenador aquí. Es un técnico tácticamente bueno y su equipo juegan bien. Combinan bien el lanzamiento exterior y el juego interior. Cuando digo interior me refiero a los que están por detrás de la defensa cuando estamos con la defensa adelantada». Así analiza el entrenador del Naturhouse al rival de esta noche.

Tratándose de maestro y discípulo, parece lógico que la disposición táctica de ambos conjuntos sea muy similar. «Lo único que marca la diferencia entre nosotros y ellos es que tenemos una defensa con más centímetros», puntualiza González.

Aunque todos los equipos tienen informes del resto, el que Senovilla formara parte del cuerpo técnico del Naturhouse le da cierta ventaja, según Jota: «No es lo mismo que te estudien de fuera sin saber exactamente lo que haces, a que lo haga alguien que ha estado dentro. Eso siempre es una ayuda para ellos y un condicionante para nosotros».

Aranda busca la sorpresa

La gran duda para el partido de hoy es Rubén Garabaya. El pivote asturiano terminó el encuentro de Montpellier con molestias en el talón de Aquiles y no se entrenó el lunes. Ayer intentó trabajar con el resto de sus compañeros y hoy es duda hasta última hora. Tampoco se puede obviar que el sábado el Naturhouse se juega su futuro en Europa contra el Metalurg. «No sabemos si va a jugar Rubén. Es el tendón de Aquiles, que lo tiene tocado desde el partido de Montpellier. Si no juega habrá que administrar a Peciña porque es el único pivote. Lo cierto es que se nos van acabando las opciones», explica Jota González.

En el otro lado, en el Villa de Aranda, no hay urgencias. El equipo inició la campaña con el objetivo de la permanencia y ya lleva once puntos (cuatro victorias y tres empates) y es noveno en la zona templada de la clasificación.

«El equipo está jugando bien en las últimas jornadas y podemos ir a Logroño a intentar competir y estar en partido hasta el final. A partir de ahí, ya se verá, pero nuestra obligación es no dar un partido por perdido por mucha diferencia que haya», reconoció ayer el técnico Senovilla.

Además, el entrenador del Villa de Aranda confía en que la carga de partidos que acumula en esta etapa de la temporada el Naturhouse pueda pasar algo de factura al conjunto riojano para, al menos, «reducir parte de la diferencia» que hay entre ambas plantillas.

Álvaro Senovilla podrá contar con todos sus jugadores a excepción de André Amorim, que salvo sorpresa de última hora, está descartado para el choque del Palacio de los Deportes de Logroño al no haberse recuperado totalmente de sus molestias.

Quien sí estará será el veterano Iker Antonio, que el pasado sábado reapareció ante el Frigoríficos Morrazo tras varias jornadas apartado por lesión y previsiblemente vaya «ganando minutos» en las próximas semanas.