La Rioja

«No hemos defendido absolutamente nada»

Jota González no lo veía claro en el banquillo. :: fernando díaz
Jota González no lo veía claro en el banquillo. :: fernando díaz
  • El técnico reconoce que su equipo «sufrió» contra los jugadores rusos y avisa de que la derrota cambia mucho las opciones de clasificarse

  • Jota González Entrenador del Naturhouse

Resignado y manteniendo las formas, Jota González comenzó su intervención felicitando al equipo ruso y luego repasó el partido.

¿Qué ha pasado para que el Naturhouse no haya hecho bien lo que mejor domina: defender?

Con estos equipos tenemos muchos problemas. En el uno contra uno tienen mucha fuerza. Ellos han merecido ganar. Hasta ahora una de las cosas que hacíamos bien era defender, pero hoy [por ayer] absolutamente nada.

¿Ha sopesado defender en 5-1?

Podíamos haber arriesgado y defender en 5-1 pero entonces tendríamos más espacios aún.

¿Da rabia saber qué va a hacer el rival, entrenarlo durante la semana y luego no poder evitarlo?

Sí. Y cosas que habíamos dicho lo que iban a hacer, hemos cometido errores. La primera jugada de la segunda parte es un claro ejemplo. Antes de salir les he dicho qué iban a hacer. Y la defendemos de otra manera de lo que yo había dicho. Pues nada.

¿Le ha sorprendido el Chekhovskie?

No, ellos tienen gente muy grande y con paciencia en ataque.

¿Cambia mucho la situación en la tabla?

Creo que es muy diferente porque nos quedan dos partidos fuera y uno en casa. Vamos a ver qué hace el Elverum. Lo normal es que ganen los noruegos y eso nos complica bastante.

En los últimos minutos ha habido mala selección de lanzamiento, dos tiros de Langaro al portero...

Uno de ellos es solo con el portero, en seis metros, y lo saca Grams. Hemos metido 34 goles y no sé cuántas veces hemos tirado por el centro solos delante del portero. Hemos conseguido exclusiones pero...

En Francia no va a estar solo el equipo. Es un partido fundamental.

El Montpellier es el equipo que marca la diferencia en este grupo. El resto estamos muy igualados. Un gol arriba, un gol abajo, puede cambiar todo.