La Rioja

Asuntos de familia ante el Chekhovskie

Asuntos de familia ante el Chekhovskie
  • El Naturhouse ansía lograr un triunfo para dedicárselo al lesionado Pablo Cacheda

El Naturhouse es una piña, una familia. Y cuando alguien de la familia lo pasa mal, el resto lo sufre y le acompaña en su dolor. La alegría y el llanto se conjugan en plural en el equipo franjivino. Antes fue Javi García y el pasado miércoles, Pablo Cacheda. La rodilla izquierda del central gallego saltó por los aires en el partido ante Cangas. La cara más descarnada del deporte profesional. Hoy (17.30 horas, Palacio de los Deportes) la familia del Naturhouse quiere dedicarle un triunfo a Cacheda. No será tarea fácil porque enfrente estará el Chekhovskie Medvedi ruso, un equipo sin muchas fisuras, sin alardes en el juego, pero de una gran fiabilidad. Siempre compite los partidos hasta el final aunque en esta Champions no tiene suerte.

«La gente está muy preocupada por Pablo y yo lo que espero es que sigamos intentando jugar lo mejor posible y que esto que ha pasado no nos afecte a la cabeza. Al corazón sí, pero a la cabeza no. Cuando ves cosas así también hay un sentimiento inconsciente de protegerte». Con estas palabras resumía el técnico del Naturhouse, Jota González, el sentimiento del vestuario.

Cada partido de balonmano es una suma de muchos pequeños partidos. Uno de estos es el emocional. Y en este el equipo riojano sale extramotivado.

Tampoco se puede perder de vista el resto de encuentros de la jornada en el Grupo C de la Liga de Campeones. En especial al partido que enfrenta al segundo clasificado contra el tercero. O dicho de otra manera, Montpellier contra Tatran Presov. Sin embargo, Jota no quiere dedicarle mucho tiempo: «El problema es que no sabes qué resultado te va a venir mejor. Por eso lo más importante es sacar adelante nuestro partido y luego, ya veremos».

Vigo y multiusos Migallón

La baja de Pablo Cacheda cuando se encontraba en un gran momento de forma subraya en un color muy llamativo la decisiva aportación de Víctor Vigo, único central específico con el que hoy puede contar Jota González. La confianza del pucelano en su jugador es plena: «Víctor ya se acostumbró a esta situación el pasado año y sabe lo que hay». Con el que sí ha hablado es con el internacional Sánchez-Migallón, universal y multiusos de la plantilla riojana: «A Miguel sí que le he dicho que tiene que intentar pasar más minutos en el centro. En este sentido, Miguel es siempre el que se come los marrones».

Ahora mismo el Naturhouse es un equipo grande y cuando juega en casa se siente poderoso, capaz de remontar situaciones complicadas y casi siempre se lleva la victoria (esta temporada sólo ha vencido el Barcelona en el Palacio). Ésa es la senda correcta, el camino con premio al final del viaje. «La Champions es una competición muy atractiva y hay que saber gestionar lo que estás haciendo en casa. Nosotros en el Palacio tenemos buenos números. Y hay que seguir igual, no creernos que por jugar en casa vamos a ganar porque sí», recuerda el siempre prudente técnico local.

El público riojano tiene esta tarde una importante tarea. Los jugadores franjivino necesitan el aliento de los suyos en un partido decisivo que -junto al Tatran-Montpellier- pueden definir el futuro de los riojanos en la Champions.

Para sacar adelante el partido el Naturhouse sabe lo que tiene que hacer. La confianza en la defensa y la portería franjivino es total y por ahí se comenzará a ganar el encuentro. «Está siendo nuestra llave este año. Hubo un momento en el que éramos la mejor defensa de la liga, ahora ya no. Pero nosotros en ataque es contra equipos como Chekhovskie cuando más sufrimos. Por eso es vital que estemos bien atrás».

Logroño tiene una cita con el mejor balonmano de clubes del mundo. Naturhouse-Chekhovskie mirando a los octavos de final.