La Rioja

David Wattström bromea con Josef Pujol y el entrenador Michael Apelgren (agachado). :: M. Herreros
David Wattström bromea con Josef Pujol y el entrenador Michael Apelgren (agachado). :: M. Herreros

Un equipo desenfadado y sin nada que perder

  • Sin la presión de ser el favorito, el Elverum llega a Logroño con el objetivo de presentar batalla y no marcharse de vacío

El Elverum Handballa sorprendió a Europa. El campeón noruego no sólo consiguió derrotar al candidato a ganar el Grupo C, el Montpellier francés. Los escandinavos empezaron a sumar fuera de casa gracias a un balonmano muy vistoso, sin figuras estelares, que convirtieron al orgullo de una pequeña ciudad 100 kilómetros al norte de Oslo en una de las revelaciones de la temporada europea.

Hasta el encuentro que disputaron el 23 de octubre en Elverum contra el Naturhouse, los noruegos no habían perdido en casa. Ahora, han venido a Logroño a tratar de devolverle la jugada a los riojanos y meterse nuevamente en la lucha por la zona alta de la clasificación. En un perfecto castellano, su entrenador, un Michael Apelgren que jugó unas temporadas en España -en Granollers y Puerto Sagunto-, explicó que son conscientes de que el encuentro de esta tarde es «muy complicado». «Quizás tuvimos más opciones de ganar en nuestra casa ante el Naturhouse. Pero luego hemos visto algunas cosas de ese partido que intentaremos mejorar. Creo que tenemos oportunidades de ganar, quizás son pequeñas, pero podemos vencer aquí», comentó el entrenador.

El Elverum tuvo ayer un viaje larguísimo desde Noruega. La plantilla escandinava partió a las 3.30 de la madrugada de su pabellón y llegó sobre las 17.30 a Logroño. Unos desplazamientos a los que los riojanos están muy acostumbrados.

Los noruegos llegan, según su entrenador, como el convidado de piedra, lo que les quita presión. «Vamos a disfrutar del partido. Nadie piensa que podemos ganar este partido, pero hemos hecho cosas sorprendentes con anterioridad», indicó el sueco Apelgren poco antes del entrenamiento de ayer por la tarde en el Palacio de los Deportes.

Disfrutar de los partidos

El excentral del Puerto Sagunto reconoció que el equipo que entrena es una de las sorpresas de la presente Champions. «Para nosotros también es sorprendente haber ganado tantos puntos. Además, hemos sido capaces de ganar a equipos grandes como el Montpellier. En la Liga de Noruega no existen equipos en Champions y viniendo de un pueblo de 20.000 personas disfrutamos de cada uno de los partidos que jugamos, que cada encuentro luchamos por los puntos», acotó Michael Apelgren.

«Y ese es nuestro objetivo en Champions: tratar de dar todo para ganar, crear problemas a los equipos grandes. No sólo estamos para aprender cosas y ganar experiencia», añadió el preparador técnico del conjunto escandinavo, que destacó que en Noruega no pueden perder ningún encuentro. «Psicológicamente es muy distinto».

A su juicio, para el partido de esta tarde hay muchas claves. Para Apelgren, una de ellas es que sus dirigidos deben jugar más juntos en defensa. «En el último partido contra el Naturhouse les dejamos demasiado espacio. Además, no podemos hacer tantos errores en ataque, porque sino el Naturhouse aprovechará y correrá mucho más que en Noruega», opinó el míster.

Michael Apelgren quiere trasladar tranquilidad a su equipo. Considera el entrenador sueco que el Elverum Handball debe saltar a la pista del Palacio de los Deportes de Logroño muy concentrado para no cometer errores. De esa manera, con el equipo muy enchufado, los escandinavos pretenden no irse de Logroño con las manos vacías.