La Rioja

Marta Olarte lanza a portería ante el Málaga. :: Juan Marín
Marta Olarte lanza a portería ante el Málaga. :: Juan Marín

DIV. HONOR PLATA

Una visita con trampa

  • Después de su eliminación de la Copa, el Sporting regresa a la Liga en la pista de un equipo difícil como el Errotabarri

Tras su eliminación de la Copa de la Reina a manos del Clínicas Rincón de Málaga el martes pasado, el Sporting La Rioja retoma sus tareas domésticas en la Liga. Viaja esta tarde a la localidad vizcaína de Ermua, donde le espera un Errotabarri batallador. Un equipo de jóvenes valores que juega su segunda temporada en la División de Honor Plata femenina y que marcha en la zona media de la clasificación, después de sumar seis puntos en los seis encuentros disputados hasta el momento.

«El año pasado demostraron tener una gran plantilla y además es un gran club con equipos filiales y juveniles, y están muy bien entrenadas por Imanol Álvarez, que fue segundo en el Arrate y técnico principal del Bera Bera», apuntó Luismi Ascorbe. «Es un equipo muy completo que va teniendo experiencia en la categoría», añadió el míster del Sporting.

El Errotabarri tiene un juego similar al del equipo riojano, que llega a este encuentro diezmado por las bajas. «La sistemática y la táctica es muy parecida a la nuestra. Quizá no sea tan amplia, pero se parece mucho a nuestro sistema», indicó Ascorbe. «Es un equipo ordenado, muy trabajado, que intenta buscar ritmo en los partidos. En la retaguardia, son capaces de defender abajo, en 6-0 o en defensas más profundas», agregó.

A juicio de Ascorbe, el de Ermua es un equipo «muy complicado de batir y debemos salir muy centrados para poder sacar el partido adelante», dijo el técnico sportinguista. «Es un equipo que ya conoce la categoría, controlan el ritmo de juego y tienen mucho desparpajo», acotó.

El equipo riojano no llega en las mejores de las condiciones. A las bajas con las que ya contaba Ascorbe (como la primera línea Zulema Asensio), la capitana Marta Olarte no se ha podido entrenar después del encuentro de la Copa por problemas musculares. Tampoco ha logrado trabajar Raquel Suárez por dolores musculares en la zona abdominal. Quien sí podrá jugar es Ana Moreno, que hasta ahora cumplía las funciones de delegada, a la que Ascorbe ha repescado para reforzar al equipo. Moreno es una gran defensora y una jugadora muy táctica que puede aportar muchísimo al Sporting.

El encuentro se disputará en el polideportivo municipal Miguel Ángel Blanco a partir de las 18.30 horas.