La Rioja

El Natur toma Noruega

El Natur toma Noruega
  • Gran victoria de los de Jota para seguir siendo líderes de su grupo de la Champions

El Naturhouse La Rioja ha logrado un importante triunfo en Noruega, ante el Elverum, por 27-32, gracias a que supo "cerrar" el resultado en la parte final y dio un gran paso en su grupo, que lidera al final de la primera vuelta de la competición.

Los riojanos han demostrado que aprendieron la lección de su último partido, en el perdieron por bajar su concentración en la recta final, y han realizado un partido serio en todo momento, con pocos altibajos.

Eso les ha permitido superar a un rival más irregular y con un juego con menos variantes, con lo que no han sabido responder en la recta final cuando los riojanos han tomado el mando, ni siquiera de la mano de jugadores que han demostrado una gran calidad, como Pujol y Poklar, informa Efe.

Ese ha sido el final a pesar de un mal inicio del Naturhouse, que ha tardado en adaptarse al alto rimo de ataque de su rival y al que tampoco le ha funcionado bien la defensa en avanzado.

Pero en cuanto se ha adaptado al partido y ha modificado su defensa, a un seis cero más compacto, el Naturhouse ha empezado a manejar el choque de otra forma, hasta colocarse por primera vez por delante (6-7) a los 13 minutos.

Aunque el Elverum ha logrado reaccionar (12-12), de nuevo el final de la primera parte ha estado determinado por la mejor defensa de los riojanos y por el gran nivel de ataque de Langaro, el mejor jugador del partido, que ha llevado a los de Logroño por delante al intermedio (14-16).

El segundo tiempo ha tenido muchas alternativas; de un buen inicio riojano (14-18) se ha pasado a una fase de dudas del Naturhouse, que parecía descentrado por un arbitraje más riguroso en su defensa que en la local.

Poco a poco el equipo noruego ha ido aprovechando esa situación para meterse en el partido en el último cuarto de hora (22-22).

Pero entonces ha vuelto el mejor Naturhouse, de la mano otra vez de su defensa, que ha robado un par de balones decisivos -en situaciones en las que su rival jugaba sin portero- y se ha situado con una clara ventaja (23-26 a 8 minutos del final).

Era el momento de cerrar el choque, de no volver a bajar de intensidad como le ocurrió en una situación parecida en Macedonia.

Y el equipo riojano demostró haber aprendido la lección; Cacheda movió a sus compañeros con maestría y todos ellos tuvieron el temple suficiente para buscar las mejores opciones de lanzamiento ante un Elverum cada vez con más prisa.

El Naturhouse tuvo oficio, incluso, para no inquietarse por el 26-27 a cuatro minutos del final; al revés, Sánchez Migallón y Langaro no erraron sus lanzamientos y dejaron sentenciado un encuentro que finalizó poco después con otros cuatro goles del equipo riojano, que mantuvo su intensidad hasta el final en busca de la mayor diferencia de goles posible.