La Rioja

El Naturhouse apuesta por mantener la tensión

El Naturhouse apuesta por mantener la tensión
  • Los franjivino se miden esta noche (20.30) al Benidorm, que no ha puntuado hasta ahora, pero que cuenta con una gran plantilla

  • El bloque alicantino, que cuenta sus seis partidos por derrotas, puede marear a sus rivales con todo tipo de sistemas defensivos

Logroño. Pablo Simonet, internacional con Argentina; Esteban Salinas, un fijo en la selección de Chile; el exfranjivino David Cuartero, David Jiménez, Carlos Grau, Javi Sánchez y Ander Torrico. El Balonmano Benidorm cuenta con una plantilla de mucha calidad. Sin embargo, no ha puntuado en estas seis jornadas de Liga Loterías Asobal. Eso sí, siempre se ha quedado en la orilla. Por ejemplo contra el FC Barcelona, a quien dominó todo el encuentro y si no se topa en los últimos instantes con un soberbio Gonzalo Pérez de Vargas hubiese puntuado.

Porque el Benidorm del excentral Fernando Latorre puede desquiciar a cualquier equipo. «Viendo los vídeos no entiendo muy bien por qué no ha ganado ningún partido», explicó Jota González. «Sí que es cierto que el Benidorm ha perdido muchos encuentros por un gol en el tramo final. Es una sorpresa. Su primer año en Asobal acabó muy cerca de meterse en Europa. Siempre digo que lo difícil es mantener la regularidad», añadió el entrenador franjivino.

Uno de los puntos más fuertes del equipo alicantino es su variedad defensiva. «Ellos son capaces de defender en 4-2, en 5-1, en 3-2-1, en 6-0, con mixtas. Es el equipo, a mi juicio, que más variantes defensivas tiene de la Liga», apuntó el preparador técnico.

En ataque, el Benidorm ofrece también una multitud de variantes ofensivas. Según explicó el míster, hay encuentros en el bloque azul juega todo el encuentro con siete jugadores de ataque (sin portero); otros en los que juegan muy bien con el pivote, especialmente con Esteban Salinas, que es pequeño y muy ágil; otros en los que tiene muy buen lanzamiento exterior con jugadores como el zurdo David Jiménez o el lateral izquierdo Carlos Grau. «Lo hacen muy bien, pero no puntúan», agregó.

El Benidorm tiene tres centrales (Javi Sánchez, Pablo Simonet y Ander Torrico) que saben mover muy fluidamente al equipo. Incluso, hay momentos en los que Latorre coloca a los tres a jugar juntos: «Son jugadores que deciden muy bien los pases».

Para jugar contra un equipo así, el CB Ciudad de Logroño debe estar concentrado los sesenta minutos. Es que el alicantino es un conjunto que casi siempre le ha puesto las cosas muy difíciles a los riojanos, salvo la temporada pasada, cuando le venció con cierta facilidad (32-26 en el encuentro de primera vuelta y 21-32 en Benidorm). «Con Benidorm vas al blanco o al negro. Hay partidos que nos ha ido muy bien y otros que hemos perdido. Te generan mucha tensión», manifestó el entrenador franjivino. La clave, una vez más, será la defensa. «Debemos estar muy bien atrás para tener opciones de contraataque», dijo. «Contra el Presov nos funcionó, en la segunda parte, muy bien la defensa y la portería. Cuando eso sucede somos un equipo que puede hacer las cosas muy bien. Debemos intentar tener ese nivel defensivo. Ahí está la clave», añadió Jota González, que podrá contar con todos sus jugadores menos los lesionados Javi García y Edu Cadarso.

El Balonmano Benidorm visita e Palacio de los Deportes con la intención de romper su pésima dinámica de resultados y sumar los primeros puntos de la competición. Con las seis derrotas consecutivas, el equipo de Fernando Latorre firma su peor arranque de temporada desde que milita en la elite del balonmano.

La pista franjivina, donde el Benidorm nunca ha sido capaz de puntuar, no parece el mejor escenario para la reacción, aunque su crítica situación le obliga a afrontar cada partido como una final y a intentar sumar ante el actual subcampeón de Liga. A pesar de la mala situación deportiva, dirigentes, técnicos y jugadores están relativamente tranquilos, ya que consideran que el equipo no ha tenido suerte con el calendario y que en varios partidos se le ha escapado la opción de sumar puntos por pequeños detalles. El objetivo es plantar cara y recuperar sensaciones para elevar la autoestima.