La Rioja

Ángel Fernández anotó ayer diez 
goles y fue una pesadilla para los
porteros eslovacos . :: díaz uriel
Ángel Fernández anotó ayer diez goles y fue una pesadilla para los porteros eslovacos . :: díaz uriel

TODO SON BUENAS NOTICIAS EN EL PALACIO

  • El Naturhouse sigue invicto en Champions, prosigue su buena racha de resultados y recupera a Rocas

El principal objetivo de ayer del Naturhouse en el Palacio de los Deportes era hacer buena la victoria del sábado pasado ante el Montpellier. Un tropiezo ayer hubiera tirado por tierra los momentos de gloria que se vivieron contra los franceses. Y lo cierto es que al Naturhouse le costó un tiempo, pero al final sacó el balonmano que tiene para lograr los dos puntos en juego y plantarse en el primer puesto del grupo C de la Liga de Campeones. Cinco puntos en tres jornadas.

La primera parte fue una montaña rusa de emociones con final amargo. Jota González apostó por una defensa 5-1 con Ángel Fernández en el adelantado intentando controlar la circulación de balón en la primera línea y, sobre todo, cortar el cañón de Rabek, máximo anotador europeo de los eslovacos hasta la cita. Salieron las cosas bien. O por lo menos en parte. Es cierto que Rabek falló sus tres primeros lanzamientos y luego se fue al banquillo.

Pero en el otro lateral emergió la figura de Peskov. El espigado zurdo, de brazos interminables, asumió la responsabilidad y mantuvo a su equipo en el partido marcando los cinco primeros tantos del Presov. Fue muy extraño que en la segunda mitad no gozara de más minutos.

Con la aportación de Kappelin y la defensa, el Naturhouse corría a la contra como le gusta. Primero Garabaya, luego Molina y por último Vigo. Viento en popa, 5-2. «Esto va a ser más fácil de lo esperado», pudo pensar alguien entre el público.

Sin embargo, los errores en ataque comenzaron a lastrar a los riojanos, que se dejaron desesperar por las decisiones arbitrales. El Presov vio una posibilidad de meterse en el partido y se lanzó al vacío con más fe que un Naturhouse la Rioja desconcertado.

De ahí hasta el final de la primera mitad el Presov se puso por delante y manejó una renta de uno o dos goles que le fue suficiente para irse al descanso 16-18. Malas noticias teniendo en cuenta que su portería no tocó ni un solo balón. Todos fueron errores.

La nota positiva de la primera mitad fue la reaparición de Rocas en el minuto 18. Gran ovación para el catalán que fue aún mayor cuando anotó un golazo con una vaselina endiablada que se enroscó en el aire y tardó una eternidad en besar las redes de la portería defendida por Chupryna.

La otra cara

El Naturhouse que salió en la segunda parte tenía otra pinta. Más físico y contundente en defensa, más certero y solidario en ataque, con ambición en la mirada. En definitiva, un equipo de los punteros de Champions. Esto le sirvió para darle la vuelta al marcador en un visto y no visto (19-18 en apenas dos minutos).

Mucha culpa en todo lo bueno que le ocurrió al Naturhouse en la segunda parte la tuvo Gurutz Aginagalde, que terminó la cita ante Presov con un porcentaje de vértigo (53%, con 10 paradas en 19 lanzamientos).

Si sumamos los números de Gurutz a la gran labor defensiva del 5-1 local (nueve goles encajados en la segunda parte), el resultado es un Naturhouse a la carrera. Y ahí quien mejor se mueve es Ángel Fernández. Ayer 10 goles en 11 lanzamientos.

Garabaya fue ayer otro de los destacados. Trabajó como siempre en defensa. Además en ataque anotó cuatro goles (100% efectividad). Y lo que es más importante: generó espacios para los compañeros y desesperó a la defensa eslovaca hasta el punto de forzar tres exclusiones. Auténtico petróleo consiguió el asturiano con cada balón.

Ni la defensa 2-4 a la desesperada que propuso el Tatran Presov en el tramo final desconcertó a los riojanos. El antídoto: bajitos al poder. Vigo y Cacheda en la primera línea para mover balón más rápido que las piernas de la defensa.

Un triunfo de muchos quilates para el Naturhouse: confirma su condición de líder del grupo C de la Champions, el Palacio sigue siendo inexpugnable (salvo para el Barcelona), aumenta la buena racha (un empate y cinco victorias) el público disfrutó y seguro que repite y Albert Rocas regresó a las canchas de balonmano un año después. Sábado de buenas noticias.