La Rioja

Zulema es detenida en falta por la defensa del Beti Onak. :: s. tercero
Zulema es detenida en falta por la defensa del Beti Onak. :: s. tercero

D. HONOR PLATA

El Sporting persigue el pleno

  • Con tres victorias en las tres primeras jornadas, las riojanas viajan escasas de efectivos a la pista del correoso Kukullaga

El Sporting La Rioja sigue con paso firme en el grupo B de la División de Honor Plata. El equipo que entrena Luismi Ascorbe, junto al Usurbil y al Zarautz, son los únicos que cuentan sus partidos por victorias (tres de tres).

Cada jornada que sobrevive es un éxito para el Sporting La Rioja, que necesita ensamblar a las nuevas jugadoras y recuperar a las que todavía se recuperan de las lesiones. Todo esto sin tropezar en liga. De momento las riojanas lo están consiguiendo. «No se han recuperado ninguna de las dos extremos y seguimos con la misma gente que la semana pasada», confirma Luismi Ascorbe, entrenador del Sporting.

«A pesar de que no es una plantilla demasiado larga -prosigue- las chicas están trabajando muy bien y esperamos que se vea en el partido todo el trabajo de los entrenamientos porque se está entrenando muy bien».

Esta tarde el Sporting visita la siempre peligrosa cancha del Kukullaga Etxebarri vasco. Después del triunfo de la semana pasada ante el Beti Onak, el Sporting respira tranquilo en la zona alta de la clasificación aunque se afana en corregir los errores ofensivos que tanto le lastraron contra las navarras.

La ausencia de jugadoras zurdas está obligando a Luismi Ascorbe a plantear los partidos de otra manera: «Intentamos que no tengamos muchos ataques en estático para no tener que elaborar tanto en ataque porque sin zurdas en el equipo es complicado».

Sobre el rival de esta tarde, Kukullaga, Ascorbe recuerda que es un equipo «muy similar al del año pasado» aunque ha perdido a Sandra Azcona, «una jugadora que aportaba lanzamiento exterior y tenía mucha experiencia».

Así analiza Luismi Ascorbe al equipo del Kukullaga: «Un equipo típico vasco, rápido, fintador, muy vertical, con una pivote grande con la que juegan mucho. El clásico equipo al que no hay que dejarle meterse en el partido porque sino te la lían»