La Rioja

BALONMANO LIGA DE CAMPEONES

Eslovacos con piel de cordero

Los jugadores del Tatran Presov lanzan a portería durante el entrenamiento de ayer en Logroño. :: jonathan herreros
Los jugadores del Tatran Presov lanzan a portería durante el entrenamiento de ayer en Logroño. :: jonathan herreros
  • Rastilav Trtik, técnico visitante, reconoce que el grupo «está muy abierto» y afirma que la victoria ante el Metalurg «ha subido» la autoestima de su plantilla

  • El Tatran Presov da por hecho que el favorito es el Naturhouse, pero no se considera derrotado de antemano

Seguro que todo el mundo conoce la fábula de Esopo sobre 'El lobo con piel de cordero'. Es un clásico de la literatura infantil. Uno de esos cuentos con moraleja que a los mayores nos gusta explicar mientras los más pequeños nos miran con cara de póquer.

Algo parecido ocurre con la visita del Tatran Presov a Logroño. El equipo que entrena Rastislav Trtik ya conoce lo que significa jugar en el Palacio de los Deportes. El año pasado españoles y eslovacos ya coincidieron en el grupo C de la Liga de Campeones. En el partido disputado en Logroño el equipo que entrena Jota González venció con claridad (37-29). Ángel Fernández seguro que se acuerda de aquel partido -y el portero de Presov también-, porque él solito anotó 14 goles.

Meses después, el Naturhouse necesitaba ganar el partido de vuelta para clasificarse para la siguiente fase de la Champions. Los franjivino lo lograron, sufriendo mucho, pero lo lograron (19-21).

Pero todo esto es historia. Temporada nueva, nuevas experiencias. Hasta el momento el inicio de los eslovacos en la Liga de Campeones tiene una de cal y otra de arena. El primer partido sufrieron y cayeron derrotados en Montpellier ante el equipo local (28-23). Y la semana pasada se estrenaron ante su afición con un meritorio triunfo frente al Metalurg (27-22).

Rastislav Trtik, técnico del Tatran Presov, concede la condición de favorito al Naturhouse, pero no tira la toalla. «El equipo español es el favorito pero vamos a hacer todo lo posible para hacer una posición lo más difícil posible. Pero para poder lograrlo los jugadores tienen que ofrecer un rendimiento superior al cien por cien y concentración en defensa y el ataque», explicó Trtik a la página web del club.

Para los eslovacos la victoria de la semana pasada sirvió como liberación mental, una inyección de autoestima. Así lo explica el entrenador del Tatran Presov, Rastislav Trtik: «Si pensamos en lograr un buen resultado, tendremos que jugar de manera excelente, no sólo en defensa. En particular tenemos que ser capaces de crear presión en el ataque local. Lograr los dos puntos contra Metalurg sin duda ha aumentado la autoestima positiva de los jugadores».

Totalmente abierto

En un análisis de la situación del grupo al más puro estilo Simeone, Rastislav Trtik reconoce que la clasificación del grupo C «está totalmente abierto y todos los equipos a luchar por cada punto». El técnico del Presov resumió: «Vamos partido a partido».

El lateral izquierdo Dominik Paso también opinó sobre las posibilidades de su equipo en el partido de esta tarde. Al igual que su técnico, Paso da como favorito al Naturhouse: «La Rioja es, obviamente, el favorito del partido, pero no hemos viajado a Logroño con un estado de ánimo derrotista. Queremos conseguir el mejor resultado posible».

Paso continúa: «Si jugamos con responsabilidad corazón y ajustados a la táctica, creo que tenemos una oportunidad de éxito y podremos obtener un buen resultado como lo hicimos en casa ante el Metalurg».

Otro de los jugadores que habló sobre el partido de esta tarde en el Palacio de los Deportes de Logroño es el pivote croata Leon Vucko: «El equipo español tiene excelentes aficionados esperándonos para conseguir una atmósfera que nos parezca infernal. Sobre el papel, La Rioja es el gran favorito para ganar el partido. La batalla, sin embargo, dura 60 minutos y todavía estamos empate a cero».

Jota González, técnico franjivino, ya ha advertido de que es necesario afrontar el partido sin ningún tipo de confianza, como una final. Seguro que el entrenador pucelano conoce bien la fábula de Esopo y no quiere que venga el lobo.