La Rioja

Francisco Blázquez (izq) y José Ignacio Sáenz, el pasado sábado en Escolapios. ::
Francisco Blázquez (izq) y José Ignacio Sáenz, el pasado sábado en Escolapios. :: / Miguel Herreros

«Tener dos equipos como el Natuhourse y el Sporting La Rioja es un lujo para Logroño»

  • El mandatario aprovechó su visita a Logroño para visitar el torneo del Calasancio y conocer al nuevo presidente de la Riojana

  • Francisco Blázquez Presidente de la Federación Española de Balonmano

Francisco Blázquez, presidente de la Federación Española de Balonmano, regresó el pasado fin de semana a Logroño. La capital riojana fue su primer destino lejos de Madrid días después de ser elegido presidente de la Federación Española de Balonmano «en una Copa del Rey», recuerda entre sonrisas «me acuerdo perfectamente». El pasado sábado Blázquez visitó Logroño y acudió por la mañana al torneo infantil que organizó el Calasancio en Escolapios. Ya por la tarde disfrutó de las victorias del Sporting La Rioja en Liga ante el Beti Onak y el Naturhouse en Champions frente al potente Montpellier.

Últimamente le escucho hablar mucho de la buena sintonía que hay entre la Federación Española y Asobal.

Cuando empecé mi mandato una de mis prioridades era la unión, crear grupo para tener unida la familia del balonmano. Hemos pasado unos años difíciles pero ahora estamos unidos. Cada uno defiende sus intereses, es lícito, pero nuestro objetivo final es el mismo: el crecimiento del balonmano. Me puedo sentir congratulado de haber unido al balonmano. Ese punto que nos quedaba, que era Asobal, hemos dado un paso adelante y ya trabajamos de la mano. Fruto de ello es, por ejemplo, el patrocinio que la Española ha cedido, en parte, y que ha servido para crear la Liga Loterías.

No está el balonmano sobrado de gente como para que los que están, no se entiendan.

Es cierto, siempre lo he pensado. El otro día lo hablaba con representantes de dos grandes empresas durante la celebración de un foro y me decían que el balonmano estaba creciendo una barbaridad en los últimos años. Y el secreto no es otro que el trabajo y la unión.

Este verano ha sido muy extraño ver unos Juegos Olímpicos sin la selección española masculina de balonmano. Ahora llega cambio de ciclo y Jordi Ribera es el nuevo seleccionador. ¿Qué expectativas tiene?

Esperanzas tengo todas. Pero no me gustaría que se olvidara el gran ciclo olímpico que ha hecho nuestra selección. Los criterios de clasificación para los Juegos Olímpicos quizá no sean los más justos, pero nuestra selección ha estado en todas las semifinales posibles de este último ciclo y ha conseguido más medallas que la selección francesa y a pesar de esto nos hemos quedado fuera de las olimpiadas.

Tocaba cambiar la figura del seleccionador.

Sí, hay cosas que terminan y otras que empiezan. Manolo (Cadenas) ha terminado su ciclo y ahora es el turno de Jordi (Ribera). Me gustaría destacar que ahora podemos hacer algo que antes era imposible. Y es tener un seleccionador a tiempo completo, dedicado no solo a la selección absoluta sino a toda la estructura del balonmano español.

Naturhouse y Sporting

Aprovechando su visita a Logroño, ¿cómo ve la Federación Española el trabajo que se está realizando en esta ciudad con el Naturhouse, el Sporting La Rioja además de la labor con la base?

Pues lo vemos muy contentos y agradecidos a la labor que se está realizando, tanto en el Balonmano Ciudad de Logroño como en el Sporting La Rioja. Tener dos equipos así es un lujo para la ciudad. El Naturhouse se ha asentado en la liga de los mortales aunque ahora estamos viendo a un Barcelona más terrenal. Y también estamos muy agradecidos por el apoyo institucional que siempre ha tenido por parte del Gobierno de La Rioja y del Ayuntamiento de Logroño. Igual que cuando ha estado la selección española, tanto masculina como femenino, el trato ha sido exquisito y el ambiente espectacular. Estamos ilusionados por el gran proyecto que se vislumbra y sobre todo por las ilusiones renovadas que llegan a la Federación Riojana que van a permitir que la base del balonmano riojano crezca aún más.

Uno de los objetivos de la visita a Logroño era conocer en persona a José Ignacio Sáenz Pérez, Nano, el nuevo presidente de la Federación Riojana. ¿Qué mensaje la va a transmitir?

Yo le voy a poner la Federación Española a su disposición igual que hice con Tomás Palacios, el anterior presidente. Nano va a tener los medios de la Federación para poder trabajar y ayudarle en todo lo posible para que el crecimiento de La Rioja sea exponencial y sobre todo con buena base.

Un buen gesto que el primer acto de su visita a Logroño sea a un torneo de balonmano base, en este caso el torneo de infantiles que organiza el Club Polideportivo Calasancio.

No podemos olvidar ni de dónde venimos ni a dónde vamos. No podemos olvidar que estos chicos son el futuro de nuestro balonmano el día de mañana. Aquí es donde me gusta estar, donde me apetece estar y disfrutar de balonmano base, de estos niños y estas niñas. Y ayudarles a que comprendan qué es el balonmano, con todos los valores que le rodean.