La Rioja

NATURHOUSE

Un triunfo para encuadrar

Molina, Ángel Fernández, Pablo Cacheda y Miguel Sánchez-Migallón celebran el gran triunfo del sábado al Montpellier. ::
Molina, Ángel Fernández, Pablo Cacheda y Miguel Sánchez-Migallón celebran el gran triunfo del sábado al Montpellier. :: / Juan Marín
  • La victoria franjivina ante el Montpellier se une a las grandes gestas de los riojanos

Hay triunfos que quedan guardados en la memoria del aficionado. La primera victoria contra un grande (31-30 al Atlético de Madrid en febrero del 2013); el 33-31 frente al Barcelona en mayo de ese mismo año; el primer pasaporte para jugar la Champions, con triunfo en la pista del Ademar o vencer a todo un Paris Saint Germain en el Palacio. Son gestas que quedan atesoradas en el corazón toda la vida. La del sábado, contra un Montpellier compuesto por una decena de internacionales franceses y esloveno,s se ha metido en ese selecto baúl de recuerdos.

No sólo por la entidad del rival, el subcampeón francés con 7,2 millones de euros de presupuesto. La importantísima victoria ante los galos se recordará siempre por la forma de ganar, con la afición en perfecta comunión con el equipo dirigido por Jota González.

Porque los hinchas riojanos, a los que muchas veces se les tilda de fríos, estuvieron todo el encuentro enchufados, disfrutando con los suyos, que devolvían en forma de buen balonmano el constante aliento. El jugador número ocho.

El Naturhouse jugó concentrado todo el partido, algo necesario para poder tumbar a un equipo como el francés. Víctor Vigo fue el termómetro del equipo en ataque. El gallego disputó un gran partido, moviendo con coherencia al conjunto franjivino, encontrando huecos, haciendo jugar al bloque. A su izquierda, Haniel Langaro firmó otro gran encuentro. El brasileño es el hombre más vertical del equipo, es valiente, habilidoso e irreverente. Una bendición para el Naturhouse, que el sábado descubrió a Mohammad Sanad, autor de siete tantos de gran factura. Un extremo derecho de calidad que tiene infinidad de recursos. En defensa, Rubén Garabaya fue una muralla. El comandante perfecto de la retaguardia.

Poco tardaron los jugadores franjivino para destacar la victoria conseguida. El capitán del equipo, que firmó una muy buena primera parte, apuntó: «Partidazo, emoción, pasión, nervios, suspense... impresionante victoria contra un equipazo, esto es balonmano», explicó Gurutz Aginagalde en Twitter.

Una de las figuras, Haniel Langaro, hizo alusión al importante aporte de la afición. «Gracias por todo el apoyo de la grada. Ha sido increíble», indicó el lateral izquierdo brasileño.

Miguel Sánchez-Migallón recordó en las redes sociales lo importante del triunfo ante el Montpellier: «Lo que pasó ayer (por el sábado) es de esas cosas que te recuerdan lo afortunado que eres por poder dedicarte a tu pasión», escribió en Instagram.

Más eufórico, Ángel Fernández dijo: «¡¡¡¡Siiiii!!!! Dos puntazos que se quedan en Logroño. Grandísima la comunión afición-equipo».