La Rioja

ASÍ JUEGA EL MONTPELLIER

El Montpellier, un equipo con disciplina y muchas estrellas
El lateral derecho esloveno Vid Kavticnik intenta romper la defensa del Flensburg. :: ehfcl
El lateral derecho esloveno Vid Kavticnik intenta romper la defensa del Flensburg. :: ehfcl
  • El conjunto francés, que visita mañana el Palacio de los Deportes, destaca por su orden táctico y por los 7,2 millones de euros de presupuesto

El Montpellier mete miedo. No sólo por su presupuesto (7,2 millones de euros) sino por los nombres que completan la plantilla. Internacionales galos como Michael Gigou, Valentin Porte, el portero Gerard Vincent, Mathieu Grebille o Theophile Causse comparten vestuarios con otros jugadorazos como los eslovenos Jure Dolenec o Vid Kavticnik -un zurdo que juega de central y de lateral derecho- o el lituano Jonas Truchanovicius o el guardameta suizo Nicola Portner. Un equipazo.

Su objetivo no es sólo ganar el grupo C, sino que apunta mucho más lejos; a los cuartos de final de la Champions League. El cuadro de la región del Languedoc-Rosellón destaca sobre todas las cosas por su orden. El portero Richard Kappelin, que jugó una temporada en Francia, destacó ayer que el Montpellier tiene «grandes jugadores en todos los puestos».

A juicio de Kappelin, el presupuesto del Montpellier se traduce en el campo de juego. «Después del Paris Saint Germain, es el segundo equipo de Francia», explicó el portero sueco. «Es un equipo que defiende muy bien y que sale muy rápido al contraataque. Al tener algunos jugadores eslovenos, atacan con mucha finta, sobre todo cuando juega Dolonec, con cruces largos antes de lanzar», analizó el guardameta franjivino, que para él es el favorito para ganar el grupo en el que se encuadra el Naturhouse. «Debemos hacer un partido completo, con una buena defensa, portería y contraataque. Por suerte, aquí en casa siempre estamos fuertes contra cualquier equipo. Espero poder seguir así», sintetizó el escandinavo.

Otro de los jugadores franjivino que conoce la Liga francesa es Luisfe Jiménez, que jugó media temporada en el Toulousse. De hecho, el cordobés, que siente respeto por este equipo entrenado por Patrice Canayer, tuvo de compañero allí al lateral derecho internacional Valentin Porte. «Es un equipo muy físico, todo el mundo tiene capacidad de lanzamiento, un muy buen uno contra uno», indicó. «Con tres cosas medio disciplinadas les sobra para ser muy peligroso en ataque», agregó.

En defensa, explica Jiménez, se trata de un bloque «muy fuerte», que «va al contacto» y que corre mucho al contraataque. «Es un balonmano tan físico que por poquito que hagan tienen mucho que ganar». Para el lateral zurdo franjivino, el Naturhouse le puede hacer daño a este equipo. «En Europa nos pasa siempre igual. Si tenemos disciplina, podemos sorprender a nuestros rivales con un 5-1. Y en mi opinión, cuando somos más peligrosos es al contraataque. Al final, en Champions lo que siempre nos sirve de termómetro es meter goles de contraataque en segunda oleada, que es donde tenemos mucho potencial».