La Rioja

«Sentí cómo se me rompía todo», detalla Javi García

Terrero y Díaz atienden a Javi García en Chekhov. :: M. S.
Terrero y Díaz atienden a Javi García en Chekhov. :: M. S.
  • Descartada la fractura del hueso, los médicos realizarán en las próximas horas una resonancia para evaluar el alcance de su lesión

Si el regreso de Rusia a Logroño fue duro para la plantilla del Naturhouse, lo fue mucho más engorroso al pivote manchego Javi García, que el jueves se lesionó gravemente el tobillo en la segunda parte del encuentro que enfrentó al cuadro riojano con el Chekhovskie Medvedi. Al concluir el choque, el médico del equipo Pedro Terrero acompañó al jugador a un hospital donde le realizaron una radiografía que descartó una fractura en el hueso. Posiblemente el lunes se le realizará al jugador manchego una resonancia magnética para saber qué es lo que tiene.

El jugador se accidentó al pisar el pie de uno de los defensores. Inmediatamente cayó al suelo revolviéndose de dolor. Sus gritos silenciaron el pabellón del Chekhovskie Medvedi. Rápidamente, Terrero y el fisio del equipo, Xenxo Díaz, salieron a asistir al pivote, mientras otros jugadores como Mohammad Sanad, Luisfe Jiménez y Pablo Cacheda se acercaron a tranquilizar a su compañero. «Pisé sin querer al defensor y se me fue el tobillo, sentí cómo se me rompía todo», explicó ayer durante el viaje.

Debido al desplazamiento, el cuerpo médico no recomendó una escayola. Con un vendaje muy fuerte, y apoyado en un par de muletas, Javi García regresó a España. En los aeropuertos pudo solicitar sillas de ruedas y sus compañeros le ayudaron a trasladarse en todo momento. De hecho, el pivote recobró rápidamente su buen sentido del humor.

A partir de este momento, los médicos quieren establecer el grado de lesión del manchego, que podría ser de ligamentos. El tiempo de baja no se ha determinado hasta conocer a fondo la lesión, pero los dos meses en el dique seco no se los quita nadie al jugador de Bolaños.

No es la primera vez que Javi García cae en desgracia a principios de temporada. El año pasado, ante el Oporto en el Palacio de los Deportes, y en una jugada similar, el manchego cayó al suelo lesionado. Al final, se trató de un fuerte esguince de rodilla, que requirió dos meses de recuperación.