La Rioja

balonmano

Repetición mejorada

Repetición mejorada
  • El Natur vuelve a comenzar la Champions ante el Chekhovskie Medvdi pero esta vez cambia la derrota del pasado año por un trabajado empate

El Naturhouse La Rioja ha empatado a 28 goles en la pista del Chekhovskie Medvdi ruso, en su debut en la Liga de Campeones de esta temporada. El equipo riojano abría su participación en la misma pista que el año pasado, en un choque que ha tenido muchos paralelismos con el de entonces, ya que las dos plantillas son casi las mismas y que el partido ha tenido alternativas en el marcador para ambos, como entonces, según informa Efe.

El año pasado, los riojanos perdieron tras errar su último lanzamiento, que también han fallado este jueves aunque al contrario que entonces, ya tenían asegurado un punto y, al menos, no empiezan la competición de vacío, algo que les lastró hace un año.

Por el desarrollo del partido, no es fácil saber si el Naturhouse ha sumado un empate o lo ha cedido ante su rival, porque cualquiera de los dos ha podido ganar.

Quienes primero han estado mejor han sido los riojanos, que saltaron al campo con ganas de enderezar su rumbo tras dos derrotas consecutivas en Liga y desde pronto dieron muestras de la defensa que se espera de ellos. Eso, unido al descaro y a la velocidad en ataque, mantuvo al Naturhouse por delante todo primer tiempo, con una ventaja que llegó a ser de cinco goles (8-13), apoyada también en buenas actuaciones de Gurutz Aguinagalde en la portería.

Pero ya poco antes del descanso los riojanos empezaron a dar alguna muestra de cansancio, perdieron concentración defensiva y llegaron al intermedio solo con dos goles de ventaja (14-16). El Chekhovskie moscovita tiene menos variantes en su juego que el Naturhouse, pero cuando explota sus puntos fuertes es muy efectivo; y en el inicio del segundo periodo los rusos demostraron tener la lección aprendida, fueron más incisivos y no solo empataron el partido sino que para el minuto 10 lo dominaban claramente (22-19).

El campeón ruso lograba leer una y otra vez la defensa riojana, cada vez más nerviosa, y también atenazaba bien el ataque de los logroñeses, mermado por la lesión del pivote Javi García, que había hecho mucho daño en el primer tiempo.

El equipo ruso siguió a lo suyo y poco a poco dio la sensación de que se podía llevar el partido, pero el Naturhouse reaccionó a tiempo de volver a colocarse por delante (25-27) y encarar la recta final con opciones.

Sobre todo porque Kapellin dio un recital en la portería (detuvo tres penaltis) y dio mucha confianza a un Naturhouse que entró en el último minuto por delante (27-28) pero pagó caro un error defensivo (28-28) y tampoco logró volver a marcar en el lanzamiento final de Cacheda.