La Rioja

BALONMANO | LIGA ASOBAL

Días de vino y rosas para el Naturhouse

Imanol Garciandia se eleva ante la defensa del Barcelona en un partido de la pasada campaña. ::
Imanol Garciandia se eleva ante la defensa del Barcelona en un partido de la pasada campaña. :: / SERGI ROS
  • La Fiesta de la Vendimia se inicia con la visita del súper Barcelona

  • A pesar de que los riojanos vienen de caer el pasado miércoles en León, la plantilla quiere firmar hoy un gran partido ante el líder

Nunca es buen momento para recibir al todopoderoso Barcelona en el Palacio de los Deportes. Y menos si el encuentro coincide en pleno estreno de las fiestas de San Mateo y en un horario poco apropiado (17.00 horas). Y todavía menos aún si el equipo se presenta tras perder el pasado miércoles en León, ante un rival que fue superior en goles, corazón y fe. Todo esto es cierto. Pero puestos ya en antecedentes, ¿y si es hoy cuando el Naturhouse consigue vencer al Barcelona? ¿Por qué no? Lejos queda ya el 18 de mayo del 2013. Aquel día, en el Palacio de los Deportes de Logroño vivió la última derrota liguera del equipo azulgrana (33-31). Desde entonces hasta hoy no hay historia, una racha de 93 victorias consecutivas del equipo dirigido por Xavi Pascual. Cualquier competición casera ha finalizado siempre con triunfo culé. La Champions es otro asunto.

En realidad, para el Naturhouse el partido de esta tarde es distinto. Los hombres de Jota González no juegan contra el Barcelona, lo hacen contra ellos mismos. No se trata de intentar ganar al equipo de Xavi Pascual, el objetivo es recobrar la identidad franjivino. Volver a ser el Naturhouse La Rioja que defiende con el alma, corre al contragolpe con determinación y pone al público en pie con su entrega. El equipo que ha sido capaz de finalizar la Liga Asobal en segunda posición en las tres últimas temporadas. El conjunto del que se sienten orgullosos todos los aficionados.

En las últimas campañas los duelos entre catalanes y riojanos se han repetido tanto que como reconoce el técnico del Naturhouse, Jota González, no hay mucho margen para la sorpresa: «Nos conocemos muy bien, nos tenemos muy vistos los dos. Creo que contra el Barcelona no se puede preparar nada en especial para sorprenderlos».

Xavi Pascual no se fía del Naturhouse. Lo ha comentado siempre que ha venido a Logroño. La señal de identidad del Barcelona es la intensidad y el hambre de victoria, características que Pascual se encarga de enfatizar cuando sus jugadores pisan el Palacio de los Deportes de Logroño. «En estos momentos el Naturhouse La Rioja es uno de los mejores equipos de Europa y un rival muy complicado de superar en su pista». Con estas palabras definió ayer Pascual cómo ve el choque de esta tarde.

El técnico del Barcelona sigue acoplando piezas de su plantilla y hoy contará con todos sus efectivos ya que tanto Joan Saubich como Wael Jallouz, que no jugaron en Guadalajara con algunas molestias, han entrado en la convocatoria.

Debido a la amplitud de plantilla, Pascual deberá descartar a uno de los jugadores en la convocatoria. Hoy le ha tocado el turno a Jesper Noddesbo.

Minimizar errores

No se puede trazar un plan para vencer al Barcelona, es una empresa muy complicada. Pero sí se sabe lo que no se debe hacer. «Este tipo de partidos se trata de intentar jugar con tus armas, hacer un partido con mucha intensidad y tener claro que contra equipos como el Barcelona, como falles lanzamientos claros, pases o no bajes bien, es un gol seguro al contragolpe», explica el preparador franjivino.

Sobre su rival y los cambios en su plantilla, Jota lo tiene claro: «Ha ganado mucha potencia en ataque, sobre todo una brutalidad en el lanzamiento exterior. Y en defensa mantiene el equilibrio y el estilo del año pasado. En portería Saric ha marcado un antes y un después en la liga, es complicado suplirle aunque Ristovski es un gran portero y Gonzalo es una garantía».

Si algo caracteriza a Jota González es el concienzudo análisis que realiza de todos sus rivales. No es amigo de dejar muchas cosas a la suerte. Sólo lo estrictamente necesario. Por eso, en muchas ocasiones, la imagen que el aficionado tiene del técnico es enfadado en el banquillo. «Cada uno tiene su trabajo y cuando acaba un encuentro el entrenador tiene que estar diez horas montando vídeos mientras el jugador acaba el partido se va. A todo el mundo le gusta que su trabajo se vea, pero a veces los entrenadores nos topamos con la realidad. Ojalá que todas las jugadas salieran como las trabajamos», argumenta el preparador.

En el plano meramente deportivo, Jota González podrá contar hoy con todos sus efectivos a excepción de Albert Rocas. Montoro, que en León se resintió en su rodilla derecha, estará a disposición del entrenador pucelano.