La Rioja

balonmano

El contragolpe del Naturhouse sentencia a un Guadalajara sin velocidad

fotogalería

Haniel Langaro arma su derecha ante el marco rival. / Juan Marín

  • El equipo riojano supera 30-23 a un bloque correcto, pero sin capacidad de reacción

El Naturhouse La Rioja ha sumado hoy su primer triunfo de la temporada (30-23) ante el Guadalajara en un choque definido por los contragolpes locales, que le han servido para ganar, ante un rival correcto pero sin velocidad y sin capacidad para seguir el ritmo de su rival.

El Guadalajara fue por delante algunos minutos al principio y se acercó en el marcador en el segundo tiempo, cuando el Naturhouse jugó con el freno de mano; pero en cuanto el equipo riojano cambió de ritmo, ajustó la defensa y salió al contraataque dominó el juego, ha informado EFE.

El Guadalajara plantó cara en muchos momentos, pero con una táctica arriesgada como para que le saliera bien: jugar lento y tratar de parar el partido.

Y se mantuvo así incluso en los momentos de más dudas en los locales, algo que fue su perdición, porque el Naturhouse tuvo margen para reaccionar y cuando lo hizo demostró que es mejor.

En el inicio del encuentro fue el conjunto alcarreño el que estuvo mejor, asegurando sus pases en ataque, al borde del pasivo, y con una defensa consistente, que le mantuvo un cuarto de hora por delante.

Pero el Guadalajara no corría para hacer más goles y así su renta era corta para cuando el Naturhouse reaccionara, algo que pasó poco después del minuto 9 (2-5), cuando en apenas tres minutos los riojanos se pusieron por delante (6-5), gracias a sus primeros contraataques.

Aun así, el Naturhouse no terminó de ofrecer una imagen consistente, con lo que el Guadalajara, de la mano de Montoya y Ramos, llegó al descanso "vivo" (18-14).

Además, el conjunto manchego volvió a entrar al campo mucho más centrado que el equipo local (18-16, m.34) y liderado por el riojano Bozalongo, muy sólido en el centro del ataque alcarreño.

Aunque de nuevo esa dinámica duró poco más, ya que en el minuto 9 del segundo tiempo (20-19) el Naturhouse "mutó" de nuevo, defendió con fuerza y lanzó cuatro contragolpes consecutivos culminados por Ángel Fernández (11 goles en total) que volvieron a abrir el marcador (24-19) y prácticamente acabaron con el partido.

Porque ni siquiera entonces el Guadalajara pensó en correr más, con lo que culminó algunos buenos ataques y completó un choque aceptable ante el subcampeón, eso no le bastó para inquietar a un Naturhouse que ya saboreaba un triunfo muy importante para afrontar su duro mes inicial de temporada.