La Rioja

Langaro se suma al Naturhouse

Haniel Langaro en su primer entrenamiento después de los Juegos de Río. :: juan marín
Haniel Langaro en su primer entrenamiento después de los Juegos de Río. :: juan marín
  • El conjunto riojano ya tiene la plantilla casi al completo, sólo falta el egipcio Sanah y que Garabaya se recupere de una pequeña lesión

  • El brasileño se entrena con el conjunto riojano, que hoy se mide otra vez al Bidasoa

El internacional brasileño Haniel Langaro se incorporó ayer a los entrenamientos del Naturhouse La Rioja tras su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. El brasileño llegó con muchas energías a Logroño. «Tenía muchas ganas de llegar para ver a mis compañeros y amigos, además de entrenar y jugar con ellos. Es un equipo buenísimo», señaló. Fue tal el ímpetu que mostró, que llegó ayer a las 15.00 horas y a las 18.00 ya estaba entrenando con sus compañeros. «Quiero jugar el partido de mañana contra el Bidasoa y prepararme bien para hacer una buena temporada», añadió.

Y es que el Naturhouse tiene esta tarde una nueva cita. Se mide de nuevo al Bidasoa, como ya lo hiciera el viernes, aunque en esta ocasión será en Elgoibar (20.30 horas). El viernes venció, aunque en estas fechas no se apela al resultado. El viernes jugará en Autol, frente al Huesca.

La ausencia de Langaro ha sido por un buen motivo, los Juegos. Langaro, 21 años, ha hecho historia con su selección, que ha firmado la séptima plaza después de caer contra Francia, algo inédito, ya que esta selección no había logrado pasar de la fase de grupos. «Ganamos a Alemania y a Polonia y nunca lo habíamos hecho. Creo que para el balonmano de Brasil es historia. Ahora tenemos mas apoyo, tanto de la afición como económico», explicó el brasileño.

Con la llegada del brasileño, Jota González ya tiene a casi toda su plantilla a su disposición. El técnico se mostró contento con las sensaciones que le había dejado el equipo tras los últimos dos partidos. «El equipo esta funcionando correctamente y creo que ganar al Bidasoa y perder por uno contra el Nantes, un equipo muy superior a nosotros, es algo que está bien», argumentó González. «En líneas generales, mi sensación fue bastante buena. Tuvimos una gran intensidad. Se nota que los conceptos ya los vamos cogiendo aunque todavía nos quedan matices por mejorar», añadió.

La única pega que se podría sacar fue que Rubén Garabaya, pilar fundamental en la defensa del conjunto riojano, ya no pudo jugar. «En principio no parece nada serio pero unos días sí que estará fuera. Por ahora lo mejor es tener precaución, que se recupere y que pueda ponerse bien», señaló el entrenador.

A pocos días del inicio liguero, González ve a sus jugadores con ganas e ilusión. Aunque Jota González tiene clara una cosa: «Al final siempre te gustaría tener más tiempo para preparar a tu equipo pero todos jugamos con las mismas condiciones y lo justo sería decir que no todos vamos a llegar como nos gustaría. En líneas generales, tenemos cosas trabajadas y si vemos algún desbarajuste nos queda una semana para encajar las piezas», explicó.