Un riojano campeón de Europa

Tosantos (primero por la izquierda) en el torneo
Tosantos (primero por la izquierda) en el torneo / FEDS

España, con el alfareño Kike Tosantos, logró el sábado ante Rusia el oro del Europeo de Baloncesto para sordos sub'20

E. PASCUAL ALFARO.

El alfareño Kike Tosantos se colgó el sábado el oro europeo de baloncesto para sordos. La Selección Española, que el base-escolta riojano ha defendido con el dorsal número 7, ganó anoche el tercer Campeonato de Europa de Baloncesto para sordos sub'20 al vencer con claridad por 90 a 57 a Rusia, en la ciudad polaca de Lublin.

Tras llegar ambos equipos empatados a cuatro partidos al último partido de la liguilla que conformó el torneo, el partido del sábado entre España y Rusia era el que decidiría el vencedor del torneo.

Titular el alfareño como en el resto de partidos, el inicio del encuentro se presentaba igualado y dibujaba un escenario desconocido hasta el momento para España, que había ganado con marcadores abultados los anteriores cuatro encuentros. Así, durante esta semana, España había contado las victorias a Turquía por 86-21, a Lituania por 82-32, a la anfitriona Polonia 62-37 y a Ucrania 82-49. Marcadores amplios que mostraban la solvencia y conjunción en el juego de los jugadores españoles.

Pero el combinado español pronto encontró la forma de contrarrestar la defensa zonal en 3-2 que planteó Rusia. Así, lo logró, cargando la pintura y superándola con continuos cortes a canasta. Y el inicial poder físico ruso lo frenaron los españoles con mucha hambre de rebote, tanto defensivo como, sobre todo, ofensivo.

Tosantos condujo la dirección de juego del equipo, en el que volvieron a tener gran peso Ruiz y Larrañaga, muy inteligentes en el corte a canasta. Y entre ellos, destacó Lario por su poder bajo el tablero y la pelea en el rebote.

Así, imponiendo el ritmo del partido desde el principio, España abrió ventaja con triples de Tosantos, como el 19-11 y el 23-13, que comenzaron a abrir distancia. El equipo finalizaba el primer cuarto con 23-18, aunque con mayor sensación de superioridad que en puntos. Plasmándola, se iba al descanso con 46-34.

Tras el paso por vestuarios, Rusia cambió a defensa zonal 2-3 en la segunda parte, pero España mantuvo el ritmo de juego y varias buenas defensas consumieron posesiones rusas. De nuevo, la ocupación de la pintura deshizo el planteamiento defensivo ruso. Tosantos, que finalizó con 16 puntos en 34 minutos en pista, firmó dos importantes triples para el 53-39 y el 58-44, el inicio de unos acertados minutos finales de tercer cuarto que acabó con 67-44 a favor.

La intensidad defensiva y el acierto en ataque mantuvieron y ampliaron la ventaja en el cuarto final, en el que Rusia no se encontró en ningún momento. Así, España se subió a lo alto del podium en masculino, por delante de Rusia y Polonia. En féminas, venció Turquía.

Fotos

Vídeos