BALONCESTO

El refuerzo final del Promete

Michael y Stamolamprou, ayer en el Palacio. :: l.r./
Michael y Stamolamprou, ayer en el Palacio. :: l.r.

Anna Stamolamprou y Nicole Michael apuntalan a las riojanas antes del trascendental duelo frente a Zamarat

V. S. LOGROÑO.

Veintiséis jornadas forman la Liga Dia. Veintiséis oportunidades de ganar y buscar objetivos. Pero un solo encuentro puede resolver una temporada. O, al menos, encarrilarla. En el caso del Campus Promete, el partido de mañana ante Quesos El Pastor Zamarat (18.00 horas, Palacio de los Deportes) les podría acercar a la salvación.

Penúltimas contra antepenúltimas, con sólo dos triunfos cada uno. Y un triunfo en juego que pueden ser dos, puesto que también contará el 'basket average', que de momento es favorable a las zamoranas, que ganaron a las de Jorge Elorduy en la primera vuelta por siete puntos.

La trascendencia del choque se percibe en los entrenamientos y también en los despachos. Ayer, la norteamericana Nicole Michael ya pudo entrenarse junto a sus nuevas compañeras. La lesión de Adrijana Knezevic ha obligado al Promete a una alero que también puede jugar de ala-pívot de 29 años con experiencia en España, Ucrania, Francia o Angola, desde donde llega «en buena forma», en palabras de Elorduy. «Es polivalente. Viene a jugar como exterior, pero también puede jugar dentro. Tiene rango de tiro, capacidad de uno por uno, muy atlética, corre el campo rápido, tiene talento para el rebote en carrera... Nos puede ayudar mucho», analizaba el técnico de las riojanas de una jugadora de 1,86 metros y enorme veteranía.

Su licencia ya está tramitada por la Federación Española, al igual que la de la base griega Anna Stamolamprou, que acumula dos semanas de recuperación y entrenamiento con el equipo después de lesionarse en un partido con la selección helena. La jugadora, de 22 años, suplirá a Teneka Johnson, también lesionada, y permitirá rotar a Paula Estebas en la dirección. «En el último partido, en tres puestos clave sólo teníamos una especialista, lo que obligó a varias jugadoras a disputar muchos minutos y sufrimos bastante», analizaba Elorduy.

Con Michael y Stamolamprou en la plantilla, el Promete afronta los diez últimos partidos de la competición con muchas angustias. La obligación es ganar a Quesos El Pastor y, si es posible, recuperar el 'basket average'. Y, después, sacar la cabeza. Su rival más cercano en la tabla está a cuatro triunfos, casi inalcanzable, pero meter a más rivales en la pelea por la permanencia es obligatorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos