EUROLIGA

El Real Madrid se apunta a la 'Final Four'

Llull celebra, con Doncic al fondo, un triple. :: efe/
Llull celebra, con Doncic al fondo, un triple. :: efe

Los blancos, que acuden a la cita por quinta vez en los últimos seis años, se medirán al CSKA

ÓSCAR BELLOT MADRID.

Estará el Real Madrid en la 'Final Four' de Belgrado, donde el próximo 18 de mayo buscará ante el CSKA de Moscú, verdugo del Khimki, el billete para pelear de nuevo en el duelo decisivo por la que sería su décima Copa de Europa. Quinta vez en los seis últimos años y sexta en ocho que el conjunto de Pablo Laso logra un sitio entre los cuatro mejores de Europa. Forjado en esta ocasión el acceso a tan privilegiado lugar en un formidable ejercicio de orgullo que le permitió sobreponerse a la humillación sufrida en el primer partido de la serie en el OAKA para asaltar el feudo ateniense ya en el segundo y rubricar con sendas victorias en el WiZink Center la eliminación del Panathinaikos.

89 REAL MADRID

82 PANATHINAIKOS

Real Madrid (19+32+27+11)
Causeur (1), Doncic (17), Ayón (12), Thompkins (9), Taylor (6) -equipo inicial-, Randolph (4), Rudy (5), Carroll (10), Llull (11), Reyes (12) y Tavares (2).
Panathinaikos (14+21+25+22)
Singleton (21), Rivers, James (18), Vougioukas (1), Calathes (18) -equipo inicial-, Antetokounmpo (2), Gist (2), Payne (4), Pappas (6), Denmon, Gabriel y Lojeski (10).
Árbitros
Sreten Radovic (CRO), Fernando Rocha (POR) y Olegs Latisevs (LAT). Pappas fue eliminado por cinco personales (min.40).

Agarrado a un descomunal Sergio Llull, aún más determinante este viernes de lo que ya lo fue el miércoles en su regreso a la competición, doblegó el Real Madrid al cuadro griego con un juego coral en el que también sobresalieron Luka Doncic, Jaycee Carroll, Gustavo Ayón y Felipe Reyes para vetar por quinto curso consecutivo el acceso del Panathinaikos a una 'Final Four' que no pisa desde la marcha de Zeljko Obradovic. Segunda vez además en los dos últimos años que claudica la escuadra helena en cuartos con la ventaja de campo al inicio de la serie, puesto que la pasada campaña ya cedieron ante el Fenerbahce de Obradovic, que luego se proclamaría campeón.

Buen precedente para los blancos, que cimentaron su victoria en un avasallador segundo cuarto, aunque luego habrían de sufrir en el último periodo para abortar la remontada del Panathinaikos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos