Partido de clasificación

La 'España B' da el primer paso hacia el Mundial

La 'España B' da el primer paso hacia el Mundial

Fran Vázquez y Quino Colom lideraron a la irreconocible selección de Scariolo, que exhibió orgullo y juego colectivo ante Montenegro

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Sin jugadores de la NBA ni de la máxima competición continental a causa de la guerra entre la FIBA y la Euroliga, la ‘España B’ supo sufrir en el tramo final ante Montenegro y con su trabajada victoria en Podgorica dio el primer paso hacia el Mundial de China 2019, con una demostración de orgullo, sacrificio y baloncesto colectivo. Aunque Sergio Scariolo había advertido la víspera de que Montenegro tenía en teoría mayor experiencia y quizás más talento, con mezcla de jóvenes y veteranos entre los que destacaron Fran Vázquez (15 puntos, cuatro rebotes y 20 de valoración) y Quino Colom (con otros 15 puntos y cuatro asistencias), en la práctica la irreconocible selección española se creció en pista balcánica y abrió a las estrellas el tortuoso y polémico camino mundialista. El segundo partido de España será el domingo ante Eslovenia en Burgos, pero el camino se ve desde el principio más despejado para las estrellas que deben estar en China.

Fue el segundo cuarto, con la mejor versión del equipo, el que relanzó a España hacia la obligada victoria. Con un parcial de 0-12, hasta el 21-33, la selección borró durante unos minutos a Montenegro a base de una gran defensa, presión, velocidad y fluidez en ataque. Nada menos que con nueve robos cerró el equipo de Scariolo la primera parte, en la que firmó hasta 11 asistencias, frente a los sólo cuatro pases de anotación del rival. España fue entonces un verdadero bloque, hasta que Green protagonizó la reacción de los balcánicos, que aun así sólo pudieron recortar la ventaja al descanso a nueve puntos. Aunque Fran Vázquez ya fue el máximo anotador del duelo en el primer tiempo (ocho puntos), por delante del prometedor Paulí, Vidal y Jaime Fernández (cinco cada uno), lo que hizo España desde el comienzo fue un despliegue coral en el que destiló compromiso defensivo y descaro ofensivo.

66 MONTENEGRO

Mihailovic (6), Sehovic (9), Radovic (8), Ivanovic (10) y Barovic (6) -quinteto inicial-. Green (9), Pavlicevic (8), Durisic (2), Sekulic (6), Nikolic (-), Vranjes (2) y Popovic (-).

79 ESPAÑA

Colom (15), Jaime Fernández (10), Rabaseda (5), Llovet (2) y Fran Vázquez (15) -quinteto inicial-. Paulí (8), Saiz (9), Oliver (-), Vidal (8), Vicedo (6) y Arteaga (-).

ÁRBITRO:
Anastopoulos (Grecia), Maliszewski (Polonia) y Baldini (Italia). Eliminado Saiz, por cinco personales.
PARCIALES:
15-15, 14-23, 12-20 y 25-21.
INCIDENCIAS:
Primer partido de clasificación para el Mundial de China 2019, disputado en el Sports Center Moraca de Podgorica. 3.600 espectadores.

La lucha por el rebote al descanso la ganó Montenegro (21 capturas frente a 12) -aunque la perdió después por el incansable Sebas Saiz -nueve rechaces-, pero ello no impidió que España superase al los exyugoslavos en el resto de facetas, con un baloncesto atractivo y grupal en el que todos quisieron sentirse importantes, comenzando por los bases, Quino Colom, clarividente y muy resolutivo al entrar a canasta, y Albert Oliver, que salió a pista a dos minutos y medio del final del primer período (con 15-13) y reconoció que iba a estar nervioso en su debut con España a los 39 años. Pese a que uno de los mayores peligros de Montenegro era el tiro exterior (acabó con 10 triples de 23 intentos), que sí le funcionó en el inicio, la presión de la selección evitó que los locales encontrasen después cómodos lanzamientos. Y cuando comenzó la espectacular escapada España dejó seca a Montenegro con su solidario esfuerzo atrás y su alegría en ataque.

Después de una primera máxima diferencia de 12 en el segundo cuarto (21-33), la ventaja se fue ampliando en el tercero, cuando al mando de Quino Colom España ofreció otra fase de gran baloncesto en ambas zonas de la cancha. Con las penetraciones del base andorrano del Unics Kazán, un triple de Jaime Fernández, otro internacional con mucho desparpajo, y dos canastas seguidas de los pívots (Llovet y Fran Vázquez), España alcanzó mediado el tercer parcial su mayor ventaja, de 19 (32-49), en sus momentos de juego más brillantes, y ahí se aseguró el triunfo. Ya no dejaría escaparlo, aunque Montenegro llegó a acercarse a nueve (49-58) en el inicio de un preocupante inicio de último cuarto de España, y posteriormente a seis (63-69) a falta de sólo dos minutos y medio para el final. Entonces llegó el momento de la respuesta de coraje y de frialdad del capitán, Fran Vázquez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos