Dos partidos para levantar cabeza

Paula Estebas conduce el balón en el Palacio/Miguel Herreros
Paula Estebas conduce el balón en el Palacio / Miguel Herreros

El Promete apela a la responsabilidad para lograr el primer triunfo ante Bembibre y ratificarlo frente a Estudiantes

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Después de cinco derrotas, cada entrenamiento cuesta. Los triunfos son la gasolina de las jugadoras y, con el depósito vacío, todo parece cuesta arriba. «Estamos intentando cambiar y olvidar, aunque es difícil. Estamos haciendo todo lo posible para que esto cambie y venimos a entrenar con ganas porque hay que intentar hacer lo mejor para aportar al equipo y empezar a ganar», resume Paula Estebas, capitana del Campus Promete.

Las de Jorge Elorduy han empezado la campaña con mal pie, pero en el seno del grupo la consigna es única: lograr un triunfo inmediatamente. «Todas tenemos la cabeza alta y muchas ganas de seguir trabajando. Nuestros resultados tienen que empezar este sábado y, luego, ir paso a paso», sintetiza Adrijana Knezevic, último refuerzo del equipo.

La cita de Bembibre se presenta como una gran oportunidad. Enfrente, un rival con un solo triunfo. Y, después, el Estudiantes, el otro colista, visita el Palacio. Dos citas antes de un parón de quince días para tomar aire y revertir la situación. «Tenemos la experiencia de que las cosas pueden cambiar. Pero que las rachas malas empiecen tan pronto dificulta todo», analiza Estebas.

Knezevic también ve la ciudad berciana como el sitio ideal para cambiar la mala dinámica. «Es un momento difícil, tras cinco derrotas, pero sigo creyendo en el equipo, las jugadoras y el entrenador. Hay que trabajar para ganar en Bembibre y cambiar esta situación», explica la serbia, que ya brilló en su primer partido, con 21 puntos y cinco rebotes.

Para la jugadora internacional, volver a Logroño, después de haber disputado Euroliga y haber militado en equipos punteros del continente, no es un retroceso: «Para mí, baloncesto es baloncesto. La Euroliga es mejor competición, pero si me siento bien aquí, no lo veo como un paso atrás. Si puedo hacer aquí más cosas que en Euroliga, ¿por qué no? Baloncesto es balón y canasta aquí, en Euroliga y en Turquía».

Con ánimo, pero con dolencias

Si el ánimo no está tocado, lo que sí que preocupa al cuerpo técnico es la lista de lesiones que está castigando a las riojanas. Así, Whitney Knight arrastra un problema de tobillo que le impide entrenarse y que le está obligando a reposar hasta los partidos. Mientras, Sofía da Silva también ha tenido que parar tras sufrir una dolencia y Precious Hall volvió ayer a la pista tras superar un problema de rodilla. Por último, Laura Marcos arrastra una fascitis incómoda pero que no le impedirá estar en Bembibre. Pero las bajas han pesado esta semana en un equipo que, juntando ambas plantillas, ha tenido problemas para realizar un trabajo normal a lo largo de la semana.

Fotos

Vídeos