LIGA DIA

Un partido para definir el futuro

Jorge Elorduy da órdenes a sus jugadoras durante un descanso.  /  SONIA TERCERO
Jorge Elorduy da órdenes a sus jugadoras durante un descanso. / SONIA TERCERO

Riojanas y zamoranas, con sólo dos triunfos en la liga, se han reforzado para un choque en el que el tanteador será claveEl Promete recibe hoy (18.00 horas) al Quesos El Pastor de Zamora en un duelo directo por la permanencia

V. S. LOGROÑO.

El Campus Promete se juega esta tarde (18.00 horas, Palacio de los Deportes) buena parte de sus opciones de permanencia en la Liga Dia. La clasificación resulta cruel, pero real. Después de 16 partidos de una competición de 26 jornadas, Campus Promete y su rival de hoy, Quesos El Pastor Zamarat, sólo han logrado dos triunfos.

Una exigua renta que ha condenado a ambos equipos a la penúltima y antepenúltima plaza de la tabla clasificatoria, respectivamente. Por eso ganar resulta clave, casi tanto como para las riojanas hacerlo por más de siete puntos de diferencia, la misma por la que se perdió en el choque de ida. «Son dos partidos y dos finales en una», resumía Jorge Elorduy, técnico de las riojanas. «Primero hay que ganar y luego, lograr el 'basket average'. Sacar los dos partidos supondría un colchoncito importante», reconocía.

El tramo final de la liga va a dejar a dos equipos condenados al descenso. El Movistar Estudiantes, que aún no conoce la victoria, parece sentenciado. La otra plaza deberá salir de entre Promete y Zamarat, por que el conjunto que les antecede en la tabla se encuentra ya a cuatro victorias, todo un mundo. Por eso, y en el caso del Promete por las lesiones, los equipos se han reforzado para afrontar este tramo final de liga.

Así, las zamoranas llegarán a Logroño con su último fichaje ya disponible, la poderosa pívot senegalesa Maimouna Diarra, con pasado en la WNBA. Su 1,98 metros va a ser el antídoto para el dominio de Vanessa Gidden. Pero no es la única contratación, ya que en enero llegaron la base serbia Vukoje, la veterana croata Ivezic y la experimentada Gisela Vega. Además, a esas jugadoras se suman dos puntales fundamentales: la base Butler (14 puntos y casi tres rebotes por encuentro) y la pívot La Jewel Jenkins, que promedia 14,4 puntos y 10,3 rebotes por noche. «Vega les va a aportar solvencia, mientras que Jenkins y Butler son muy importantes. Habrá que ver el rendimiento de Diarra en el partido», analizaba Elorduy.

El vasco, en su equipo, también ha tenido caras nuevas a causa de las lesiones. Las bajas de Teneka Johnson y Adrijana Knezevic ha tenido que ser suplida por la contratación a última hora de Nicole Johnson y de la base griega Anna Stamolamprou. «Nicole está adaptándose, apenas ha estado dos entrenamientos con nosotros y le hemos metido un montón de carga táctica, pero vamos a tratar de que no sea un partido complicado para ella, de no liarle para que juegue sencillo», incidía. Mientras, la base helena acumula dos semanas en Logroño. «Aunque su puesta a punto no es total, nos va a aportar cosas», vaticinaba.

En un partido a vida o muerte, la concentración será clave, sobre todo ante un rival que ha sabido pelear ante rivales teóricamente superiores. «Ha logrado tener ventajas durante muchos partidos, el último ante Gipuzkoa, al que ganaba por 18, sumando rachas buenas con momentos de nivel, pero sin suerte», analizaba Elorduy. Además, la historia marca que el Zamarat ha ganado en sus tres visitas a Logroño, una estadística que romper hoy. Salir concentradas, sin dar ventajas y cerrando bien la zona resultará vital para un partido que puede marcar el futuro y para el que el Promete hace un llamamiento a su afición y a la del Clavijo, que podrán entrar gratis hoy a ambos partidos en el Palacio.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos