CUARTOS DE FINAL DE LA EUROLIGA

El Panathinaikos juega con el Madrid

Tavares intenta encontrar la canasta entre dos jugadores del Panathinaikos. :: efe
/
Tavares intenta encontrar la canasta entre dos jugadores del Panathinaikos. :: efe

La peor versión del equipo de Laso se vio superada desde el inicio con un parcial de 20-0

EFE MADRID.

Un Panathinaikos arrollador destrozó ayer a la peor versión de la temporada del Real Madrid y se apuntó, con un demoledor 95-67, el primer partido de la eliminatoria de cuartos de final ante un rival irreconocible y con mucho que mejorar si quiere lograr su billete para la Final a Cuatro. Nada funcionó en un conjunto blanco que se vio barrido de la pista por los hombres de Xavi Pascual, que le superaron en todas las líneas en intensidad, acierto y agresividad liderados por Mike James (24 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 27 de valoración) y un Nick Calathes que se hartó de dar asistencias (16).

0

0

La debacle madridista en Atenas quedó plasmada, además de sobre el parqué del OAKA, en las estadísticas finales. Los locales arrasaron en valoración (112-60), rebotes (38-23) y porcentajes de tiro de tres puntos (54-15).

Panathinaikos (26+20+31+18)
James (24), Calathes (11), Gist (8) Antetokounmpo (6) y Singleton (5) -quinteto titular-, Payne (8), Pappas (3), Denmon (9), Vougioukas (4), Gabriel (9), Lekavicius (2) y Lojeski (6).
Real Madrid (13+17+14+23)
Doncic (10), Causeur (-), Taylor (2), Randolph (11) y Tavares (5) -cinco inicial-, Ayón (8), Randle (8), Fernández (3), Reyes (-), Yusta (4), Carroll (4) y Thompkins (12).
Árbitros
Luigi Lamonica (ITA), Damir Javor (SLO) y Olegs Latisevs (LET). Sin eliminados.

El Real Madrid echó a perder el primer punto de la eliminatoria desde el salto inicial. Su peor arranque en mucho tiempo deparó cinco minutos para olvidar para un equipo que se vio anulado por un rival que salió a morder y que llegó al ecuador del primer cuarto con un demoledor 20-0 a su favor.

El choque se igualó por momentos en el arranque del segundo acto, lo que permitió a los de Pablo Laso mantenerse con una brecha que rondaba la decena de puntos a pesar de que James castigaba cada error del equipo español y evitaba mayores acercamientos.

Un triple de Nick Calathes volvió a encender las alarmas y obligó a Laso a parar el partido con 38-23 en el marcador a tres minutos y medio del descanso, aunque el festival de triples local siguió masacrando el aro del Real Madrid (7/10) y los primeros veinte minutos terminaron con un contundente 46-30.

La defensa blanca siguió haciendo aguas tras el paso por vestuarios y una técnica a Pablo Laso por protestar le costó cuatro puntos en contra y volvió a agrandar la brecha entre ambos, que el tercer triple de Marcus Denmon situó poco después en los 29 puntos (66-37, min 26).

Sin un referente claro en ataque, al Madrid le costaba un mundo anotar, todo lo contrario de un conjunto heleno que se gustaba en cada acometida y tenía el partido sentenciado tras un tercer cuarto en el que también fue muy superior y que culminó con su mayor ventaja hasta ese momento (77-44).

Tras lo visto en los treinta minutos anteriores, el último acto apenas tuvo historia. Griegos y españoles empezaron a pensar en el segundo partido de la serie, en el que mañana el Real Madrid tendrá la oportunidad de igualar la eliminatoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos