«Mi objetivo es dar el salto a la ACB y, si no, me planteo salir de España»

Borja Arévalo, mejor base de Leb Oro, durante un momento de la entrevista. :: miguel herreros/
Borja Arévalo, mejor base de Leb Oro, durante un momento de la entrevista. :: miguel herreros

«El Clavijo tendrá que conformar una plantilla buena porque resulta realmente difícil ascender», asegura Borja Arévalo Mejor base de la temporada en Leb Oro

V. SOTOLOGROÑO.

Borja Arévalo se marchó del que había sido su club de formación, el Clavijo, dando un portazo. Se sentía maltratado y apostó por probarse fuera, en su primera experiencia fuera de Logroño. En el Tau Castelló se convirtió en el líder y ha sido considerado el mejor base de la categoría Leb Oro, promediando casi 9 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias y más de 17 puntos de valoración. A los 26 años, el riojano busca otros retos con ambición, pero con cabeza fría.

Más

- ¿Cómo calificaría su primer curso lejos de casa?

- Estoy muy contento porque salir era una experiencia nueva y necesaria. He conocido gente que me ha ayudado mucho en un año deportivamente muy bueno, salvo por la última lesión. No podía estar más contento de la decisión que tomé el año pasado.

- ¿Lo necesitaba?

- Cuando te quedas en casa, todo el mundo habla de la zona de confort. En mi caso, nunca lo he sentido así. Quería saber si podía rendir bien en otros equipos y así ha sido. Me he quitado esa espinita, pero tampoco me ha sorprendido.

- ¿Y ahora? ¿Cuál es su reto?

- Me gustaría dar el salto a ACB, pero hay que esperar. Nunca sabes si vas a tener ofertas. Si no, me planteo salir de España, a Francia o Alemania, porque económicamente, el baloncesto español cada vez está peor. Pero ahora, cuando se conozca la situación de cada equipo, empezaré a valorar.

- ¿Le han llamado desde algún equipo de ACB?

- Han hablado un par de equipos con mi representante pero el mercado está parado. Acaba de ser la liga de verano y los directores deportivos han estado ahí viendo jugadores. Toca esperar.

- Si no hay ofertas, ¿estaría dispuesto a parar a los 26 años?

- Por lo menos me lo plantearía. No quiero ponerme en esa situación, pero podría dejarlo.

- ¿Cree que se valora al jugador nacional?

- Medio-medio. No se le desprecia, pero se le podía valorar más. Hay interés por analizar a jugadores de fuera, que nos entran más por los ojos pero cada vez hay más jugadores que lo hacen muy bien y suben de Leb. A la larga, los clubes se darán cuenta.

- La Leb se vendía como una categoría de promoción. ¿La ve así o como una especie de cementerio?

- Aunque en estos dos últimos años el nivel de Leb se ha mantenido, hay cada vez más distancia con la ACB. Además de por un tema económico, que no se hayan producido ascensos ha impedido a muchos jugadores subir. Y ese es un problema de la Federación, que tiene que dinamizar la categoría. Con una liga muerta, en la que no sube ni baja nadie, con un nivel peor y con jugadores más veteranos, no se puede vender la categoría.

- ¿El baloncesto le sigue llenando como al principio o se ha llevado demasiadas decepciones?

- Cualquier profesional sabe que el baloncesto de élite no es el que juegas con los amigos. Casi es otro deporte diferente. Lo importante es que no se acabe convirtiendo en tu trabajo, que te cueste ir a los entrenamientos. Hay que mantener la ilusión y yo la tengo.

- Desde fuera, como exjugador y como rival, ¿qué le ha parecido la campaña del Clavijo?

- Comenzó muy mal, luego tuvo un momento bastante bueno en enero y, con la marcha de Gerun, empezó a perder partidos hasta hundirse. Todo ha venido del mal inicio, pero tampoco ha sabido recomponerse.

- ¿Y la situación del baloncesto riojano?

- En el femenino, lo que hace el Promete es alucinante. Y el Clavijo parece que saldrá en Plata. Y yo creo que es lo mejor: hacer un club prácticamente nuevo. La gente que está dentro debería salir y que entre savia nueva, con ilusión, para hacer una plantilla distinta, si puede ser con hombres de la casa que enganchen con el público e incluso jugar en un pabellón más pequeño, como Lobete. Que poco a poco se vaya creando una nueva masa social y que lo que pasó hace diez años, se repita ahora. Que el equipo vaya mejorando y cuando esté preparado, que suba.

- ¿Ve viable un proyecto profesional masculino en Logroño?

- Logroño es una ciudad a la que le pegaría mucho tener un equipo en ACB. Vitoria, una capital parecida, apostó fuerte, aunque tener alguien detrás que meta dinero es importante. Si se hicieran las cosas bien, podrían subir. De momento, toca Plata y el primer paso será ascender a Oro. Tendrán que conformar una plantilla buena porque resulta realmente difícil ascender. Nosotros estuvimos cinco años sin poder hacerlo, quedándonos en semifinales, en la 'final four'... Es duro.

- Pero en ese proceso se generó la deuda, se crearon expectativas muy grandes y se enganchó a la gente a un alto precio.

- Era la época en que se prometía mucho dinero a los jugadores y los clubes pedían préstamos. De ahí surgen las deudas. En este sentido, creo que el Clavijo lo ha hecho bien quitando deuda pero este año no han sabido compensar esa faceta con la elaboración de una plantilla que se mantuviese en Oro.

Fotos

Vídeos