LIGA FEMENINA

«Por marcharme no dejo de ser de Logroño ni del Campus Promete»

Paula Estebas, en un partido con el Campus Promete. :: m. herreros/
Paula Estebas, en un partido con el Campus Promete. :: m. herreros

La riojana abandona el club en el que comenzó con 9 años y se va a Vitoria: «Es lo mejor para todos después de la temporada pasada» Paula Estebas Base del Lacturale Araski

V. S. LOGROÑO.

En Tercero de Primaria, Paula Estebas comenzó a jugar a baloncesto en Las Gaunas. Tenía 9 años. Fue mejorando, y con ella el equipo, hasta alcanzar la cota de Liga Femenina 2. Era el año 2011. El proyecto necesitaba apoyos para crecer y apareció Luis Cacho y Campus Promete. El siguiente paso fue el ascenso y Paula Estebas seguía allí. Todo parecía un camino de progresión hasta esta temporada, que se cerró con el descenso del primer equipo. Semanas después de consumarse, llega la salida de la capitana del equipo, Paula Estebas, que a sus 25 años ficha por el Lacturale Araski vitoriano. Para ella no es un adiós, sino un hasta luego.

-¿Por qué no ha renovado con el Campus Promete?

- Realmente es mi casa, el club donde ha nacido, mi equipo. Pero, después de la temporada pasada creo que es lo mejor para todos. Necesito probar nuevos retos. Al descender, ver que me quiere un equipo en el que, por juego, creo que me va a ir bien, me ha animado.

«Busco una experiencia nueva, en una ciudad cercana y con una entrenadora a la que conozco», asegura

- ¿Ha acabado bien con el club?

- ¡Por supuesto! Siempre he estado encantada con el club. Entienden que no es lo mismo jugar en Liga Femenina o Liga Femenina 2. Hablé antes y después con ellos y sé que les hubiese gustado que me quedase, pero entienden que la decisión que he tomado es lógica.

- ¿Qué ocurrió la temporada pasada para acabar en descenso?

- Fue un cúmulo de cosas. Personalmente, no fue mi mejor temporada. Pero es que por el equipo pasaron todo tipo de jugadoras y, como comentábamos en el vestuario, había sido el peor año de todas y cada una. Todos hemos tenido parte de culpa, pero realmente ha sido una temporada desgraciada, un año desastroso.

- Supongo que, como jugadora de la casa, el descenso duele mucho más.

- Es mi club, mi equipo, y por eso lo he sentido más. Incluso tienes más presión si no lo haces bien. Realmente ha sido un año muy duro en todos los sentidos.

- ¿Qué le puede ofrecer el Lacturale Araski?

- Una experiencia nueva, en una ciudad cercana, con una entrenadora a la que conozco desde los tiempos en que jugaba contra ellos... Además, me gusta su estilo de juego.

- ¿Su salida supone un adiós definitivo al Promete?

- No me cierro las puertas ni me pongo objetivos, habrá que ver cómo se desarrollan las cosas. Puede que al año siguiente o al próximo vuelva. No dejo de ser de Logroño ni del Promete, pero soy una deportista de élite y hay que tomar decisiones en la vida. Ahora estoy opositando para ser profesora y puedo seguir jugando a baloncesto, que me encanta. Quiero seguir así.

- La Liga Femenina se ha endurecido, pero también la LF 2, con muchos candidatos al ascenso. ¿Ve al Promete capacitado para subir?

- Es un retorno ambicioso, difícil, pero también muy bonito. Será caro meterse en la fase de ascenso y luego subir, con cuatro partidos en cuatro días. Hay que hacer las cosas muy bien y tener un poco de suerte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos