EUROLIGA

El Madrid se reivindica en Europa ante el Barça

Doncic intenta la canasta ante Hanga en el partido de anoche. :: efe/
Doncic intenta la canasta ante Hanga en el partido de anoche. :: efe

EFE

madrid. El Real Madrid se reivindicó en el clásico con una victoria de prestigio por 87-75 en la Euroliga ante su más enconado rival, el Barcelona Lassa, tras dominar en defensa y llevar el ritmo y el peso del partido en todo momento.

87 R. MADRID

75 BARCELONA

Real Madrid (15+25+28+19)
Rudy (10), Campazzo (10) Thompkins (12), Taylor (6) y Tavares (3) -equipo inicial-, Causeur (6), Doncic (16), Reyes (14), Maciulis, Randle y Carroll (10).
Barcelona Lassa (15+23+14+23)
Seraphin (6), Hanga (5), Heurtel (11), Koponen y Moerman (4) -equipo inicial-, Ribas (5), Pressey (6), Sanders (8), Navarro (7), Oriola (11), Claver y Tomic (12).
Árbitros
Radovic (CRO), Paternico (ITA) y Silva (POR). Facu Campazzo fue eliminado por cinco personales (min.35).
Incidencias
10.516 espectadores.

Pero más allá de la victoria madridista el partido se recordará por un canastón de Doncic, casi desde su línea de fondo, en el último instante del tercer cuarto, transmutándose en el mismísimo Sergio Llull.

El inicio del partido estuvo marcado por un certero Campazzo, autor de los 8 primeros puntos del Real Madrid. Las precauciones de los dos equipos se dejaron sentir desde el inicio, sabedores de la importancia de la victoria. Al final del primer cuarto el 15-15 fue justo con lo puesto en cancha por ambos.

En el segundo acto Doncic comenzó a materializar las primeras ventajas locales de cierta entidad. El Real Madrid mandó en el marcador y en el ritmo de juego, pero el Barça no se desesperó en ningún momento y se llegó al descanso con un 40-38.

El trío arbitral quiso evitar desde el primer momento cualquier tipo de problema y cortó en exceso el juego, contribuyendo muy poco al buen espectáculo de ambos equipos. Doncic se transmutó en Sergio Llull para en el último suspiro marcarse un triple imposible desde casi su propia línea de fondo, 68-52, y dejar el camino un poco más llano tras un parcial de 28-14 en este tercer cuarto.

El Madrid siguió subiendo como la espuma (75-54, min.31.30). Tras esos 21 puntos de renta el Barcelona buscó en su orgullo, mientras que el Madrid se relajó un poco. Doncic 'cerró' el partido Al final, 87-75, el Madrid sale victorioso y reforzado y el Barça derrotado y con un poco más de crisis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos