COPA DEL REY

El Madrid reacciona a tiempo

Campazzo intenta lanzar ante la marca de Díez. :: efe
/
Campazzo intenta lanzar ante la marca de Díez. :: efe

Los blancos sufren frente al Unicaja y jugarán la semifinal ante un Iberostar que venció al Valencia

EFE LAS PALMAS.

El Real Madrid, magistralmente dirigido por el argentino Facundo Campazzo, venció (89-84) a un Unicaja Málaga que plantó cara hasta los minutos finales y, por instantes, también rozó el pase a las semifinales de la Copa del Rey, en las que los blancos se medirán al Iberostar Tenerife.

0

0

El primer cuarto tuvo un ritmo trepidante, con dos equipos que apenas se lo pensaban a la hora de buscar la canasta rival. El Madrid lograba mínimas rentas ante un Unicaja que no le perdía la cara al choque. Los malagueños comenzaban el segundo cuarto con una pequeña desventaja (26-23), aunque volteaba espectacularmente el electrónico con un parcial de 0-14, gracias a los puntos de Suárez y un letal Waczynski (31-37). El Madrid, con mayor fondo de banquillo, reaccionó a tiempo y fue recortando para marcharse al descanso 46-45.

Real Madrid (26+20+18+25)
Campazzo (18), Doncic (11), Causeur (12), Thompkins (14) y Taylor (3) -quinteto inicial-, Randolph (7), Fernández (11), Carroll (3), Tavares (8) y Reyes (2).
Unicaja Málaga (23+22+21+18)
McCallum (10), Díez (4), Nedovic (11), Brooks (8) y Augustine (2) -quinteto inicial-, Díaz (3), Salin (9), Shermadini (5), Waczynski (15) y Suárez (17).
Árbitros
Martín Bertrán, Peruga y Castilllo. Sin eliminados.
Valencia (21+15+19+17)
Rafa Martínez (3), Abalde (9), Thomas (11), Doornekamp (5) y Pleiss (13) -quinteto inicial-, García (0), Dubljevic (6), San Emeterio (7), Sastre (4) y Green (14).
Iberostar Tenerife (20+16+23+20)
Ponitka (14), San Miguel (6), Abromaitis (15), Vasileiadis (9) y Tobey (13) -quinteto inicial-, Niang (0), Bassas (0), Vázquez (12), Allen (0), Beirán (2) y White (8).
Árbitros
Hierrezuelo, Pérez Pérez y Cortés. Eliminaron por personales a Vázquez y Mike Tobey (m. 39).

Un triple de Dani Díaz nada más reiniciarse el encuentro volvía a poner por delante a Unicaja, pero el Madrid, con una defensa intensa y el poder intimidatorio de los centímetros de Edy Tavares, lograba posteriormente un parcial de 8-0. Pese a todo, el conjunto andaluz de Joan Plaza, dirigido en pista por un omnipresente y espectacular Ray McCallum, se fue al último cuarto con dos puntos a su favor (64-66).

Waczynski elevaba considerablemente la moral de su conjunto tras un triple que ponía el 70-77 a 4.35 para el término, pero el Madrid volvió a meterse en el partido gracias a Campazzo y Rudy Fernández y empató a 77, con solo 2.52 por disputarse. En los últimos instantes el Madrid se mostró más entero y consiguió el sufrido triunfo.

En el partido que abría la Copa, el Iberostar Tenerife protagonizó la primera sorpresa al eliminar al cabeza de serie Valencia, vigente campeón de Liga Endesa y Supercopa, por 72-79 en un intenso partido inaugural que supone su primer triunfo en la historia del torneo.

El Tenerife fue capaz de llegar al último cuarto cuatro arriba (55-59) después de treinta minutos de alternativas y con un Javi Beirán arengando a una afición que, al grito de 'sí se puede', empezaba a vislumbrar la posibilidad de meterse en semifinales.

Los jugadores de Fotis Katsikaris entraron en los últimos cinco minutos con ocho puntos arriba (59-67). Sin embargo, las eliminaciones por personales de los pívots tinerfeños Fran Vázquez y Mike Tobey fue aprovechada por Valencia para situarse a solo tres puntos en el último minuto, aunque los tiros libres de Tim Abromaitis sentenciaron el choque y tumbaron al vigente campeón de Liga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos