Un Logrobasket con buena base

Arévalo anota en el último partido del Logrobasket. :: Álex Labad
/
Arévalo anota en el último partido del Logrobasket. :: Álex Labad

Borja Arévalo lidera el equipo capitalino en Segunda a la espera de una oferta

LUISMI CÁMARA LOGROÑO.

Un año de vida le ha bastado al Logrobasket para lograr una plaza en categoría nacional. El club que nació tras la marcha del Clavijo del coordinador de la cantera, Nacho Arbués, se ha dado prisa en dar una salida a los jugadores que alcanzaban la mayoría de edad y que, por tanto, debían pasar a categoría sénior.

Pero el objetivo del primer equipo blanquirrojo dista mucho del que se puede plantear un recién llegado a la Segunda División. Sólo se piensa en el ascenso. Puede sonar presuntuoso a simple vista, pero la meta está fundamentada en unas bases muy sólidas y, sin lugar a dudas, la afirmación de que el Logrobasket cuenta con una de las mejores plantillas (por no decir la mejor) de la categoría es tan contundente como cierta.

Lo lideran hombres que suenan a LEB Oro, a Plata y a EBA, incluso a ACB, como Borja Arévalo, Quique Suárez, Roberto Molina, Dani López, Óscar Gómez o Jerom González. Viejos conocidos de los aficionados riojanos, con talento y experiencia. Y, junto a ellos, un grupo de jóvenes con desparpajo, capacidad de trabajo y calidad para competir y para convertirse en protagonistas en el gran reto de la temporada.

El equipo huele a LEB Oro, Plata, EBA, incluso a ACB, con nombres reconocibles para los aficionados riojanos

Por distintas razones (problemas físicos y sanciones anteriores), todavía no se han podido juntar al completo y, pese a todo, el comienzo de campaña se tiene que catalogar como de éxito absoluto, tras ganar el Trofeo Comunidad Autónoma y sumar dos victoria en los primeros partidos de la fase regular liguera.

En el banquillo, Arbués, segundo entrenador del Clavijo durante la etapa de Jesús Sala, es el encargado de dirigir y gestionar al grupo. El técnico asume el desafío y no se anda con paños calientes. «Tenemos un equipo que nos obliga a aspirar al ascenso, es nuestra responsabilidad y forma parte de nuestra hoja de ruta», explica.

La estrella sorprende por sus galones. Arévalo ha sido el mejor base de la segunda categoría del baloncesto español en las dos últimas campañas. Este verano esperó ofertas de la ACB y del extranjero. Las propuestas llegaron pero ninguna satisfizo al logroñés, que ha preferido aguardar a alguna otra que le motive lo suficiente como para abandonar su ciudad y dejar apartado su futuro como ingeniero. Así que, tras acabar un máster en septiembre, ha decidido mantener la forma disfrutando además de sus amigos y, si llega algo mejor en el futuro, valorará si le conviene o no.... Mantiene su carácter generoso, combativo y su eficacia para sumar en todas las facetas del juego. Además, se le ve implicado y contento tanto en la cancha como en el banquillo.

El Logrobasket disfruta de este «lujo» que «va a traer muchas cosas buenas» y que «supone un impacto positivo para los más pequeños, que ven en él un espejo donde mirarse».

Fotos

Vídeos