«Los jugadores tendríamos que rebelarnos»

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Los jugadores españoles son el eslabón débil de la cadena del profesionalismo. Así lo ve Borja Arévalo, que conoce los sinsabores del baloncesto que vive bajo la ACB. Para el base riojano, es necesario movilizarse. «Los jugadores tendríamos que rebelarnos», explicar. «Deberíamos hacer grupo, juntarnos y exigir unos requisitos mínimos sin los cuales no saldríamos a jugar», añade. «No se trata de pedir ayuda, por favor, al presidente de la Federación. Se trata de hablar de meses cotizados mínimos, contratos... Y si no, no se juega. Porque sin jugadores no hay baloncesto. Tenemos que ser más listos y ponernos de acuerdo», incide. «Todos los años ocurre algo parecido. Creo que hasta que no nos pongamos serios, pasará lo mismo. No conseguiremos todo, pero sí mejorar que las condiciones actuales».

Para Arévalo, el problema es lograr «unas condiciones mínimas» que también lleguen a los deportistas foráneos. Sin embargo, él mismo reconoce que es muy difícil, «casi imposible». «La gente se asusta y va con pies de plomo porque resulta complicado conseguir contratos y no quiere mojarse contra los clubes... Pero uniendo a todos los capitanes de los equipos creo que se conseguiría, como hemos visto muchas veces en Estados Unidos. Pero aquí somos mucho más parados», sintetiza.

Fotos

Vídeos