Baloncesto

Hernández apuesta por «una forma distinta de ver el baloncesto»

José Ignacio Hernández sigue un partido agachado a pie de cancha. /L.R.
José Ignacio Hernández sigue un partido agachado a pie de cancha. / L.R.

El nuevo entrenador del Campus Promete se muestra encantado en su presentación al sumarse a «uno de los proyectos más ilusionantes» del basket español

Luismi Cámara
LUISMI CÁMARALogroño

Como un hombre tranquilo, de mirada serena, tono moderado, discurso fácil y sin promesas exageradas ni brindis al sol. Así se ha presentado José Ignacio Hernández como nuevo entrenador del Campus Promete.

Pese a que cuenta con una hoja de servicios plagada de éxitos nacionales en España y Polonia y de numerosas medallas al frente de la selección española absoluta y de categorías inferiores, el técnico salmantino no ha querido mandar un mensaje grandilocuente, de sonoras palabras y compromisos de éxito de difícil cumplimiento. De hecho, ha explicado que lo que le ha gustado del proyecto del club riojano es que “va creciendo dando pasitos adelante” y que avanza “con paciencia, sentido común y cabeza fría”.

Hernández ha reconocido que se había planteado tomarse un año sabático y poder estar con la familia después de muchas temporadas acumulando competiciones nacionales, europeas y compromisos con la selección en verano. Sin embargo, ha agradecido la persistencia de Luis Cacho, presidente del Club Deportivo Promete, hasta convencerle. Ahora, afronta una etapa en un club que tiene “una forma distinta de ver el baloncesto” y se ha mostrado encantado por sumarse a “uno de los proyectos más ilusionantes” del basket español.

Cacho, ha destacado, al hablar del sustituto de Andreu Bou, su gran trayectoria y su “pasión genuina por este deporte” y ha explicado que, la llegada de Hernández, cumple con los objetivos que se buscaban para potenciar un club “joven pero con una visión ambiciosa e innovadora”. Su incorporación, según ha asegurado el dirigente de la entidad logroñesa, aumenta las posibilidades del primer equipo y ayudará a profundizar en “el reto de alcanzar un modelo de club que combina competición y formación” y que pretende convertirse en una plataforma que atraiga “el talento joven nacional que José Ignacio Hernández conoce tan bien”, para convertir al Promete “en la referencia de las jugadoras jóvenes españolas”.

El presidente del Promete ha desvelado que Hernández se ha comprometido por un año, aunque “ la firme intención por las dos partes es que la relación dure muchos años más”. Pese a descartar los títulos como metas a corto plazo -”es demasiado”, ha reconocido-, Cacho se ha marcado como “objetivo razonable” el llegar “a las últimas fases de la Liga y la Copa”. El técnico, por su parte, ha dejado su valoración de las aspiraciones del Promete para la próxima campaña en la Liga Femenina para después de completar la plantilla y conocer las de los rivales. Entonces, ha dicho, “se podrá empezar a ver qué nivel podemos alcanzar”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos