Eurobasket 2017

España se dosifica y arrolla también a la cenicienta

Juancho Hernangómez, en una de sus entradas a canasta. /EFE
Juancho Hernangómez, en una de sus entradas a canasta. / EFE

Juancho Hernangómez deslumbra después de que Ricky y Marc abriesen el camino en otro partido cómodo que Pau no jugó

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZ

Después de dos exhibiciones en defensa y ataque frente a Montenegro y la República Checa, contra la cenicienta, no sólo del grupo, sino también del campeonato, España se dosificó para afrontar este martes ante Croacia de nuevo pletórica de fuerzas la lucha por el primer puesto, y dio otro festival frente a Rumanía. Aunque Pau Gasol está a 25 puntos de convertirse en el máximo anotador histórico de los Eurobasket, era el día para que el líder y el resto de estrellas de España descansasen y Sergio Scariolo continuase con las pruebas con vistas a partidos más exigentes y, sobre todo, a los decisivos cruces, y también para seguir dando confianza a los secundarios. Y así, con una magnífica actitud, y todos contentos y comprometidos con otro despliegue de sacrificio y juego colectivo, también arrolló España a su tercera rival.

91 ESPAÑA

Rubio (8), Navarro (8), San Emeterio (4), Oriola (11) y Marc Gasol (11) -quinteto inicial-. Rodríguez (7), Willy Hernangómez (9), Sastre (10), Vives (5) y Juancho Hernangómez (18).

50 RUMANÍA

Mandache (3), Paliciuc (5), Kuti (-), Moldoveanu (15) y Baciu (5) -quinteto inicial-. Petrisor (-), Nicolescu (6), Calota-Popa (6), Olah (4), Nicoara (2), Cate (2) y Torok (2).

PARCIALES:
21-19, 20-8, 29-8 y 21-15.
ÁRBITROS:
Michaelides (Suiza), Gurion (Israel) y Krejic (Eslovenia). Eliminado: Paliciuc.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo C del Eurobasket 2017, disputado en el Polyavalent Hall de Cluj-Napoca. 8.163 espectadores.

La selección no acusó en absoluto la ausencia del pívot de los Spurs. salvo en el primer cuarto, en el que la motivada Rumanía plantó cara a la defensora del título (incluso llegó a ponerse 18-19), porque a partir del segundo período, España, aun con gran parte de los no habituales, volvió a ponerse en modo campeona y pudo afrontar otro partido bastante cómodo en la competición en la que está demostrando estar en otra dimensión y se ratifica como gran favorita a revalidar la corona. En cuanto Ricky Rubio y Marc Gasol tomaron las riendas de la selección, España, el el que había sido su comienzo ofensivo más espeso del Eurobasekt, comenzó a escaparse y a arrollar a su rival, lo que permitió de nuevo disfrutar y llevar a cabo un juego coral en el que volvieron a tener gran protagonismo los hermanos Hernangómez, que no dejan de crecer.

Más información

También dos novatos que están teniendo más minutos de los que esperaban, caso de Oriola y Sastre. Incluso Vives, que hasta ahora no había aparecido, se contagió de la fluidez y alegría de España y dio un paso al frente en un último cuarto en el que, aunque lógicamente se aflojó en defensa, aquello pura diversión de ataque, encabezado por Juancho, aunque antes tuviesen que sentar las bases un par de consagrados.

Para abrir paso a los de banquillo en el segundo tiempo, en su mejor momento en la selección española Ricky Rubio volvió a llevar con brillantez la manija del equipo -pleno de acierto en 12 minutos y medio-, mientras que Marc Gasol, que aún no había despegado, dio también un golpe en la mesa, para irse al descanso con 11 puntos y ocho rebotes en casi tres minutos más y abrir el camino hacia la victoria. También para permitir a los menos habituales disponer de una ocasión propicia para disponer de muchos minutos y sentirse de nuevo importantes. Anotaron los diez españoles que salieron a pista -Pau y Abrines, con quien no se quiere arriesgar, fueron los únicos que no jugaron-, pero también hubo brillantes actuaciones individuales, como la del debutante y magnífico Juancho Hernangómez.

Después de que España se viese sorprendida por la velocidad de una Rumanía que llevó a la campeona en el inicio a una precipitación desconocida, la selección de Scariolo empezó a funcionar como equipo, a mejorar en defensa y, a lomos de Ricky y Marc, apretó por fin el acelerador para destrozar a la anfitriona. Al cuarto de hora de partido se acabó Rumanía y España volvió a divertir y divertirse, relanzada por una vez más por su intensidad defensiva y progresando en el ataque que hasta ese momento no había tenido fluidez.

Le endosó España a la selección local un parcial de 13-0 con la claridad de ideas del base de Masnou y el poderío interior del pívot de los Grizzlies y así se abrió una brecha esperada (38-24) que no dejaría de ampliarse en la segunda parte, cuando los suplentes, con tanta ambición como los titulares, arrollaron a los rumanos, encabezados entonces por Juancho, un jugador de descaro y talento infinito que puede jugar de ‘3’ y ‘4’ y no tiene techo. El pequeño de los Hernangómez, que ya se había reivindicado en los amistosos y en los primeros duelos de este Europeo en Cluj, ofreció una actuación más que notable (18 puntos y 12 rebotes en 27 minutos), sólo superado en capturas por su hermano Willy. En lo único en lo que estuvo gris Juancho fue en el tiro exterior (un triple de cuatro), pero con su aportación, hambre y espíritu, esta España ha ganado a otro grandísimo jugador para la causa y tiene el relevo garantizado.

Fotos

Vídeos