España perdió ante Bélgica en Tenerife

EFE TENERIFE.

La selección española cayó con toda justicia ante Bélgica (71-89), en un partido donde el equipo que dirige Scariolo no tuvo el acierto esperado y no supo frenar el ataque del equipo rival. La lesión de Sergio Llull, en el minuto 5 de partido, fue la nota negativa de este segundo partido del combinado español, una lesión que puede ser importante, aunque están a la espera de las pruebas.

España se encontró con un rival que desde el principio estaba muy metido en el choque, con una intensa defensa y jugando con calma en ataque. Poco a poco el cuadro belga se fue haciendo con el encuentro con un Axel Hervell, Lacomte y Gillet como sus armas más activas en ataque.

Los intentos de España por hacerse con el control del choque no fructificaron. Scariolo lo intentó tras el descanso metiendo a los hermanos Gasol -Marc y Pau- para intentar «romper» la defensa con el juego interior, pero los belgas lo tenían claro y no permitieron que los balones llegaran con claridad a la zona. Mucha culpa de ello fue por Hervelle, que hizo un trabajo incansable sobre los interiores españoles.

Tras un primer cuarto igualado, fue a partir del segundo Bélgica empezó a mandar en el marcador. Trabajó bien en defensa y en ataque aprovechaba al máximo los tiros liberados. Poco a poco las ventajas fueron aumentando hasta llegar al descanso con un 34-49.

Bélgica alcanzó su máxima diferencia en el minuto 25 con un 44-63, momento en el que Scariolo dio entrada a Sergio Rodríguez que aportó más frescura al ataque, pero insuficiente para poder frenar a los belgas que aguantron las diferencias y terminaron con un triunfo por 71-89, con un combinado español más pendiente de Llull que del partido.

Fotos

Vídeos