LEB ORO

El Clavijo, obligado a la reacción

El Clavijo, obligado a la reacción

Los riojanos comienzan el tercio final de liga como colista y necesitados de acierto, convicción y continuidad | «Hemos competido contra Cáceres, Lleida... pero ahora nos queda competir y ganar», asegura Jenaro Díaz

V. S.

La última jornada de Leb Oro comenzó muy mal el viernes, con una derrota del Clavijo en el Palacio, y acabó de la peor manera, con el triunfo dominical del Sammic Hostelería, que deja a los riojanos colistas de la categoría. A falta de trece jornadas para el cierre de la competición, los de Jenaro Díaz están obligados a reaccionar y romper una mala racha de tres derrotas.

Las estadísticas muestran luces y sombras en el balance de los logroñeses. La peor de las noticias es el pobre cómputo de triunfos: seis de un total de 23 partidos. También entre los puntos oscuros está la falta de acierto exterior (el peor de la liga, con un 29,4% y el único equipo que no llega al 30%) y la endeblez defensiva. Los riojanos son el segundo club que más puntos encaja, aunque este debe es más achacable al inicio de la temporada.

Pero Jenaro Díaz puntualiza que «en tres jornadas» el Robusta Clavijo ha contado con «el mejor porcentaje de triples». «Pero cuando no estamos acertados, estamos muy mal», sintetiza. «El acierto va por rachas y hay que asumirlo y elegir los buenos momentos y los buenos tiros», señala el preparador.

Además de la falta de acierto en el tiro exterior, la circulación está creando problemas al conjunto riojano. Los balones perdidos (casi 9 por encuentro) pueden resultar clave en partidos como el de Cáceres, en el que en el último minuto una mayor seguridad en el pase pudo haber cambiado el guion del choque.

En lo positivo, destaca el nivel del rebote del Robusta Clavijo. Especialmente en ataque, donde Evan Yates ha mostrado los galones (87 capturas en la zona rival por 104 en la propia son los espectaculares números del estadounidense).

Ante Melilla, los riojanos no podrán contar con Bieshaar y Phillip, que juegan con sus selecciones

Para Jenaro Díaz, el esfuerzo diario acabará dando sus frutos, a pesar de que ahora el equipo se vea último clasificado. «Estamos a una victoria de salvarnos», indica el asturiano. «Trabajamos cada día para jugar todos los partidos como una final. Hemos competido contra Cáceres, contra Lleida... pero ahora nos queda competir y ganar. Estamos en una buena línea pero nos falta rigidez en algunos momentos del partido», incide.

«Una plaza difícil»

En Melilla, donde de los diez partidos que han disputado como locales los de Alejandro Alcoba sólo dos conjuntos (Breogán y Lleida) han sido capaces de vencer, tiene el próximo reto el Robusta. Una empresa aún más complicada por las bajas de Terrence Bieshaar y Tarik Phillip, convocados con Holanda y Gran Bretaña, respectivamente. «Melilla es una plaza difícil, ante un buen equipo, y además iremos con nueve», asegura Díaz, aunque no quiere que suene a excusa. Lo que ha pedido a sus jugadores es «no pensar en si ganan o pierden, sino en entrenar muy bien, como están haciendo».

En su línea habitual, Jenaro Díaz prefiere ver el vaso medio lleno y destaca que no hay pesimismo ni en él ni en su plantilla. «A los jugadores los veo bien, no están desgastados», destaca. «Pero no quiero que piensen en los trece partidos que quedan, sino en Melilla y luego en el siguiente partido», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos