Baloncesto

El Clavijo no llegó

El conjunto logroñés fue barrido por el Tau en el primer cuarto y no mostró capacidad alguna de reacción en el resto del choque

Luismi Cámara
LUISMI CÁMARALogroño

El Robusta Clavijo no aprovechó la oportunidad para acercarse a la zona tranquila de la LEB Oro en su visita a un rival metido en la parte baja de la tabla junto a los riojanos.

Los logroñeses cayeron por 85-69 ante el Tau en un choque que quedó prácticamente sentenciado en el primer cuarto después del contundente 35-19 con el que castigó un desbocado equipo local a un desdibujado rival. Apenas hubo discusión porque los visitantes se vieron ya fuera del duelo cuando apenas había comenzado.

Ni siquiera tuvieron los de Toni Ten que mantener el excelente nivel mostrado en los diez minutos iniciales. Les bastó con aguantar las leves (o nulas) embestidas del adversario para apenas pasar apuros y sumar su tercer triunfo en ocho partidos.

Los castellonenses fueron de más a menos porque era prácticamente imposible mantener el acierto de salida mucho más allá de lo que lo hicieron, pero tampoco tuvieron la exigencia necesaria desde el lado contrario como para despertar algunas dudas o ponerles ni siquiera ligeramente nerviosos.

Al descanso, el 51-33 era bastante gráfico con lo que estaba siendo el partido, con una merma ofensiva del Tau y la misma ineficacia del Clavijo, que acabó con un más que pobre 32% de acierto en los tiros de campo, frente al 49% del rival.

No hubo ningún atisbo de remontada por parte logroñesa en la segunda mitad. Los locales mantuvieron su amplia ventaja siempre muy por encima de la decena gracias a la mejor versión de Rowley, y la solvencia de Nkaloulou o del ex del Clavijo Alfredo Ott. Mientras, por los azules sólo se salvó Tre Coggins (19 puntos con 5 de 8 en triples) y un irregular Adala Moto (13 puntos y 9 rebotes).

Hasta el siempre positivo Jenaro Díaz perdió los nervios y fue expulsado por doble técnica mediado el último cuarto tras protestar airadamente una canasta local que pareció fuera de tiempo pero que tampoco daba la sensación de que se convirtiera en significativa para alterar el devenir del encuentro.

El Clavijo se ha metido ya en un peligroso charco ya con su sexta derrota del curso y debe dar un giro ya un giro a sus resultados para no entrar en la ruleta rusa que tan mal acabó las temporadas pasadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos