LEB ORO

El Clavijo se inscribe en Leb Oro a la espera de una plaza en la categoría

V. S. LOGROÑO.

El Clavijo formalizó ayer su inscripción en Leb Oro. Después de haber conseguido el aval económico de 150.000 euros gracias a Bankia, garantía necesaria para aspirar a la liga, quedaba por dar ese paso. Hasta el lunes, día 17, los equipos pueden cumplimentar el trámite así que hasta ese día no se conocerá la composición de la categoría ni tampoco la de ACB.

La inscripción no garantiza una plaza para el equipo riojano y por eso el club también ha inscrito al equipo en Leb Plata.

En años anteriores, los equipos que descendieron deportivamente siempre han podido 'reengancharse' a la categoría, pero para el próximo curso parece que no va a resultar tan sencillo. De momento, queda pendiente por saber si el Gipuzkoa y el Burgos logran, por fin, el ascenso. La reducción de las cuotas de entrada a ACB (1,6 millones de euros abonables en cuatro años y un presupuesto mínimo de 2,3 millones) y la apuesta por subir de ambos clubes, respaldados por instituciones públicas, hace probable que lo logren. En cuanto a los descensos, el Manresa ya tiene asumido que su categoría será Oro, mientras que el Real Betis no se resigna y pugna por una liga de 18 equipos en ACB, algo que los grandes equipos no quieren ni plantear (es más, el objetivo es lograr una competición de 16 equipos en el 2019).

Con esos datos, las plazas 'por arriba' quedan desiertas a no ser que se acepte una ACB con 18 clubes durante una temporada, lo que abriría un hueco para el Clavijo. Por abajo, el ULSA Valladolid y el Iraurgi tienen garantizada la plaza por ascender y cumplen los requisitos. Y los que estaban en la cuerda floja, como Breogán, han encontrado apoyos para subsanar sus deudas. «La situación es complicada pero otros años siempre ha habido plazas. Hemos cumplido y trataremos de que el equipo esté lo más alto posible», resume Juan Bernabé, presidente del club riojano.

Fotos

Vídeos