LIGA LEB ORO

El Clavijo se abraza a la permanencia

Bieshaar y Martínez impiden a Fontet llegar al aro del Clavijo. :: Rafael Gobantes
/
Bieshaar y Martínez impiden a Fontet llegar al aro del Clavijo. :: Rafael Gobantes

Los de Jenaro Díaz ganan en Huesca su cuarto partido consecutivo y se alejan de la zona más caliente de la Leb Oro La intensidad defensiva y la eficacia de Coggins y Martínez en el último cuarto permiten a los riojanos doblegar a un rival directo

Logroño. La carrera final del Clavijo es espectacular. Los de Jenaro Díaz llevan, con la victoria de ayer en Huesca (62-79) ante un Levitec que se mete en serios problemas, cuatro partidos consecutivos abrazándose al triunfo. Y a la salvación. Porque además de conseguir en tierras aragonesas un valioso triunfo que les permite a los riojanos alejarse un palmo de la zona más caliente de la Leb Oro, los de Jenaro Díaz le ganan el 'basket average' al Levitec, lo que supone alejarse un poco más del abismo. Pisar tierra más firme.

Poco antes del partido ante el Manresa, a mediados de marzo, Díaz fue claro: al Clavijo le quedaban por delante ocho finales. Pues cuatro de ellas, incluida la que disputó al segundo clasificado, las ha ganado sin un 'pero', jugando buen baloncesto, rezumando confianza por los cuatro costados.

El encuentro de ayer comenzó con dominio visitante. La imagen de estos cuatro últimos encuentros. El Clavijo saliendo a por el partido. Adala Moto y Yates y Cabot daban la primera renta importante para el equipo riojano, que se mostraba intenso en defensa, una característica de los hombres de Jenaro Díaz en los últimos encuentros. Sin embargo, el Levitec, también en problemas, mostraba sus garras. Van Wijk y Marzo permitían al Peñas Huesca aferrarse al encuentro, aunque el Clavijo siempre tenía un punto más en cada acción, ganando los rebotes defensivos y ofensivos. Pero el Clavijo suele jugar por ciclos, eso lo sabe bien su entrenador, y encadenó uno negativo que permitió al Huesca ponerse a dos (11-13) a 3.36 para el final del cuarto. Un último estirón permitió que los visitantes ganasen el cuarto por 11-19.

El Peñas Huesca no podía penetrar la defensa riojana salvo con bandejas de Pablo Pérez. Y fue el base el que llevó al Levitec a remontar 8 puntos y colocarse por encima (27-26) por primera vez en el encuentro, aprovechándose de los peores momentos del conjunto de Jenaro Díaz. El equipo local incrementó un punto su nivel defensivo, lo que le dio más posesiones pero también cargó de faltas a sus hombres importantes. El equipo riojano mostró su faceta menos efectiva en un duelo de errores por parte de los dos equipos. Cabot, Yates y Coggins adelantaban nuevamente al Clavijo, que se marchaba por delante (31-34) al descanso.

El Clavijo salió al tercer cuarto dispuesto a llevarse el partido. Un gran inicio estiró las cosas a +8 gracias a Yates, que se fue haciendo fuerte en la pintura, y Coggins, muy centrado desde el exterior. No obstante, los errores en ataque y la falta de concentración volvieron a meter en el encuentro al Levitec (44-47).

El Clavijo no acababa de romper el partido, pero las sensaciones en la pista era muy distintas. El encuentro iba a ser para el que jugara con más cabeza. Y ese fue el equipo logroñés, que en otra salida en tromba en el último cuarto aniquiló las esperanzas del Levitec desde el inicio. Creció la figura de Coggins, Yates transformó errores en aciertos y el Clavijo abrió una brecha con un parcial demoledor de 0-14 (del 46-49 al 48-63), que tiró por tierra cualquier tipo de reacción local y que acabaría siendo la sentencia final.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos