Cara victoria del Real Madrid

Doncic lucha un balón. :: efe/
Doncic lucha un balón. :: efe

Los blancos vencen al CSKA pero pierden a Kuzmic y Randolph por lesión; derrota del Baskonia en Israel

EFE MADRID.

El Real Madrid consiguió este jueves una importante y trabajada victoria por 82-69 ante el CSKA Moscú en la segunda jornada de la Euroliga de baloncesto, pero sobre todo muy cara por las lesiones de Ognjen Kuzmic y Anthony Randolph. Real Madrid y CSKA salieron convencidos de que era un partido grande, importante.

Los emparejamientos defensivos ajustaban a cada jugada y el duelo Doncic-Kurbanov, en ambos aros, fue especialmente reñido. Un pequeño tirón al final del cuarto le permitió al Madrid acabar el primer parcial con un 20-15 bastante irreal.

En el minuto 13, Ognjen Kuzmic se lesionó en la rodilla izquierda y tuvo que ser evacuado de la pista en silla de rueda. El buen trabajo del Madrid bajo tableros y la defensa fueron las claves de una primera mitad que finalizó con 45-33.

Tras encajar un parcial de 0-6, el Madrid volvió a tomar el pulso al choque, a la defensa, el juego se ralentizó, se espesó y se colapsó (52-46, min.25.30). Antes de los cuatro minutos de juego los dos equipos tenían ya cinco personales y los tiros libres ayudaron a ralentizar todavía más el juego.

El Madrid apretó los dientes y tuvo la paciencia de mover el balón hasta el límite de la posesión para conseguir, por medio de Rudy y Campazzo, dos triples más que valiosos para volver a tomar aire en el marcador, 67-59 (min.33). Campazzo tomó las riendas del partido y con su energía y velocidad contagió a un Madrid que empezó a vislumbrar la victoria. El equipo ruso no se rindió, pero el Madrid tiró de experiencia y de efectividad para conseguir una importante y cara victoria ante el CSKA, 82-69.

Por otro lado, el Baskonia acusó su desconexión en la primera parte, en la que recibió un parcial de 21-2, y cayó derrotado ante el Maccabi de Tel-Aviv por 74-68 en la segunda jornada de la Euroliga de baloncesto a pesar de llegar con opciones a los minutos finales.

Los vitorianos cosecharon su segunda derrota en la Euroliga ante una escuadra israelí que basó su juego ofensivo en hombres como Norris Cole y Deshaun Thomas, con 24 y 17 puntos cada uno, y que fue superior en el rebote. El lado positivo del Baskonia lo protagonizaron Rodrigue Beaubois, autor de 22 puntos, que olvidó sus molestias físicas y fue importante en los momentos calientes del choque, y Luca Vildoza, clave en la reacción del equipo en la segunda mitad.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos