El Campus Promete suma su primer triunfo

El partido siempre estuvo igualado, con ventajas de una o dos canastas para los dos equipo

EFE Logroño

El Campus Promete ha sumado hoy su primera victoria de la temporada en la Liga Femenina, por 68-62 ante el Movistar Estudiantes, el otro equipo que no sabía lo que era ganar y que ahora se queda en solitario en el último puesto.

La motivación de las riojanas les ha llevado a tener más empuje en el momento importante de un partido muy igualado y marcado por los nervios de todas las jugadoras, que eran conscientes de la trascendencia del choque para quien perdiera.

68 Promete

(17+15+20+16): Estebas (13), Herrera (8), Knezevic (16), Kiera Knight (8), Sofía Silva (10) -quinteto inicial- Hall (7), Leslie Knght (6) y Laura Marcos.

62 Estudiantes

(12+18+23+9): Quirante (7), González (10), Menéndez (4), Baker (5), Bogicevic (7) -quinteto inicial- Rodríguez, San Román (6), Soler (6), Velasco, Guinzo (14) y Pacheco (3).

parciales
17-12, 32-30 (descanso), 52-53 y 68-62 (final).
árbitros
Sánchez y Murillo. Eliminada por faltas la visitante Mariana González.
incidencias
Partido de la Liga Femenina de Baloncesto disputado en el Palacio de los Deportes de La Rioja ante medio millar de espectadores

Por eso, y por la evidente falta de calidad en ambas plantillas, no ha sido un partido bueno, apenas ha habido acciones destacadas y ambos equipos se han abocado a un final igualado en el que ha ganado el que ha tenido más efectividad.

El Campus Promete también se mereció la victoria por su mejoría defensiva, que ya mostró en el primer cuarto, en el que logró frenar a las madrileñas e irse por delante con un claro 17-12.

Pero en el siguiente periodo no tuvo continuidad, las madrileñas marcaron mejor a Knzevic y el marcador se comprimió; de hecho el Estudiantes logró un inquietante 19-23, aunque las riojanas recuperaron el mando al descanso (32-30).

El partido ya siempre fue igualado, con ventajas de una o dos canastas para los dos equipos, aunque el Estudiantes llegó a tener cinco puntos de renta (45-50) que se quedaron en uno al final del cuarto (52-53).

El Campus Promete regresó bien al partido y se puso por delante (57-53) justo cuando el balón empezó a quemar más a todas las jugadoras, sobre todo a las madrileñas.

De hecho, en los últimos seis minutos apenas se anotó; sí lo hicieron las riojanas, con mucho aplomo desde el tiro libre, y así encararon el último minuto por delante (62-57), lo que acabó de decantar el choque frente al Movistar, que no supo revertir la presión de jugar a remolque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos