LEB ORO

El buen rumbo del Clavijo pasa por Cáceres

V. S. LOGROÑO.

En sólo cinco partidos de competición, las diferencias todavía son mínimas. Apenas unos escalones de separación en una tabla que parece apretada. Pero si no se da el paso adecuado, la diferencia crece y crece obligando a un salto difícil de ver en una Leb Oro habituada a la igualdad y las alternancias. Por eso Clavijo y Cáceres comparten el objetivo de lograr un triunfo en tierras extremeñas. Los cacereños llegarán a la cita después de tres derrotas consecutivas y sólo un triunfo en cinco jornadas. Los riojanos, después de dos tropiezos encadenadas y dos victorias en su casillero.

Es el momento de enderezar el rumbo y retomar las buenas sensaciones. Para el técnico del Robusta Clavijo, Jenaro Díaz, éstas tienen que llegar después de «la mejoría brutal entre los partidos de Prat y Lleida». En los entrenamientos es donde se dibujan los cambios y el entrenador asturiano está contento: «Vamos aprendiendo y mejorando al equipo».

No será una tarea fácil, puesto que el Clavijo viajará a Cáceres sin Olekaibe, que ha tenido que viajar a Estados Unidos por cuestiones familiares y que cuenta con la duda de Carles Bravo, que está sufriendo problemas físicos desde la pretemporada, aunque se ha vestido de corto en los cinco encuentros. «Hay que darle las gracias por lo que está haciendo. Aunque no esté al cien por ciento es un ejemplo para mucha gente dentro y fuera de la pista», indicó Díaz. «Nuestra intención es viajar con una rotación de diez, pero si tiene que ser de nueve, así lo haremos», concluía Díaz.

Fotos

Vídeos