LIGA DIA

El buen camino del Promete

Hall, Leslie Knight y Paula Estebas, defendiendo el domingo. ::/Juan Marín
Hall, Leslie Knight y Paula Estebas, defendiendo el domingo. :: / Juan Marín

Las riojanas, tras su primer triunfo, hacen hincapié en el «trabajo de equipo» para alzar el vuelo

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

«Ha costado mucho, pero ya ha llegado. Y lo merecíamos», explicaba ayer Jorge Elorduy, técnico del Campus Promete, sobre el primer triunfo en la Liga Dia de las riojanas. En la séptima jornada, las logroñesas superaban al Movistar Estudiantes, abandonaban el farolillo rojo y, a partir de ahora, afrontan un futuro previsiblemente complicado pero con esa pizca de ánimo que se echaba en falta.

«El equipo trabaja bien y éste es el camino que debemos seguir. Tenemos que ir paso a paso», incidía Adrijana Knezevic ayer en Minuto 90 y tantos de TVR. La última jugadora en llegar al conjunto de Elorduy tuvo parte del mérito del triunfo. Anotó 16 puntos (en tres partidos acumula un promedio de 17 por encuentro) y sumó ocho rebotes. «Teníamos un equipo con muchas jugadoras generosas, necesitábamos a alguien con jerarquía, que en momentos clave tomase el mando y ésa es Adrijana, lo que no quiere decir que también sea generosa», incidía Elorduy.

Su presencia se ha notado en la plantilla, así como el trabajo de las tres 'veteranas', que continúan de temporadas pasadas: Paula Estebas, Leslie Knight y Laura Herrera. Las tres, en diferentes facetas, destacaron ante Estudiantes. La base riojana logró 13 puntos y 5 rebotes. Herrera, la mejor valorada del equipo, ocho puntos, tres capturas y tres asistencias. Y Leslie Knight, que jugó a pesar de su maltrecho tobillo, seis puntos y cinco rebotes.

Un calendario complicado no asusta a Knezevic, que confía en «competir con cualquier rival»

La ala-pívot estadounidense reconocía que el triunfo había venido «muy bien» a la moral del equipo, pero que ahora lo importante es continuar mejorando. Con el calendario en la mano, tras un fin de semana de descanso liguero favorecera al equipo para seguir acoplándose, aparecen retos mayúsculos: Girona, como visitante, Ferrol, Araski, Gernika y Perfumerías Avenida.

«Hay que jugar esos partidos. Para la gente de fuera puede parecer que si ganas es una sorpresa, pero no es así. El baloncesto te permite competir con cualquier rival», expresaba Knezevic, que volverá el próximo 19 a Girona, la que fue su casa.

Con la tranquilidad del triunfo y de la labor realizada («nunca me he sentido cuestionado dentro del club», aseguraba ayer Elorduy), ahora el reto es «ir partido a partido». «Es mejor no hablar de objetivos, sino de Girona y luego de Ferrol y así», concluía el entrenador.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos