Una apuesta «al revés de las habituales»

Desde la dirección del club, se muestran satisfechos con la llegada de Julián Martínez Alman. «Nos ha transmitido un tremendo deseo de llegar a la liga española. Viene con ganas y lo que el equipo necesita ahora es empuje», explica el gerente del Promete, Txisko Sáinz. El directivo reconoce que la situación actual es «crítica» porque hay «una fractura evidente en la clasificación y pocos candidatos a entrar en el descenso». Para Sáinz, la destitución de Elorduy se precipitó por la derrota del pasado fin de semana, en un «partido especial, una final, después de una dinámica que no era buena». «Teníamos que probar una solución porque habíamos realizado una apuesta casi al revés de las habituales en el deporte profesional, apostando por el técnico y readaptando la plantilla y no al revés. Pero los resultados no han sido positivos», añadía Sáinz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos