La Rioja

BALONCESTO

Dubljevic muestra el camino del triunfo

Dubljevic festeja una canasta de su equipo. :: efe
Dubljevic festeja una canasta de su equipo. :: efe
  • El Valencia gana el segundo partido en Madrid, empata la eliminatoria, y disfrutara ahora de la ventaja de campo

El Valencia, con un excepcional trabajo de Bojan Dubljevic, ganó el segundo asalto de la final de la Liga al imponerse al Real Madrid por 79-86, puso las tablas en la eliminatoria, 1-1, y ahora tiene el factor campo a su favor.

Cuando el Valencia firmó el 4-13, con sendos triples de Lucas Sikma y Rafa Martínez, las alarmas comenzaron a encenderse en el Real Madrid. Pablo Laso reclamó a Andrés Nocioni y a Sergio Llull. El Valencia, que salió como un ciclón, hizo todo lo necesario y más para llevar el partido a donde había previsto, con una defensa dura y rocosa - dejó al Madrid en 4 puntos en los primeros 5 minutos- y un ataque veloz, preciso y contundente (22-28, primer cuarto).

En el segundo cuarto Madrid y Valencia pasaron al cuerpo a cuerpo en las trincheras. Will Thomas aportó puntos en momentos importantes, ante la 'ausencia' de Bojan Dubljevic, ahogado por la defensa madridista. El Madrid se apuntó el segundo asalto por 19-15, para un 41-43, con un excelente 'Chapu' Nocioni, que repartió energía entre sus compañeros y anotó 8 puntos.

El paso por vestuarios sirvió para que los locales aclararan sus ideas y se pusieran por delante en el marcador y por primera vez, 47-46. El Valencia reaccionó de inmediato (47-52·, pero Felipe Reyes se encargó de firmar la segunda ventaja de su equipo, 60-59 (min.28). El Madrid comenzó a volar sobre la pista al tiempo que el Valencia intentó sobrevivir a sus momentos más oscuros, hasta llegar al 64-61 de final del tercer cuarto.

Un triple de Antoine Diot igualó el marcador en el inicio del cuarto de la verdad, 64-64, y Dubljevic, con 5 puntos seguidos, se encargó de insuflar vida a su equipo, 66-69.

Nocioni salió de nuevo al rescate con un triple desde la esquina, 69-70, pero el Valencia aguantó el acelerón y se defendió como gato panza arriba, 71-73. Una personal intencionada de Llull permitió al Valencia volver a dominar por 73-78, pero la reacción local hizo que con minuto y medio por delante se llegara con empate a 79. Dubljevic, fundamental en los momentos calientes del partido, anotó una canasta imposible y Llull falló en la réplica. El Valencia se agarró a los rebotes ofensivos para acabar ganando por 79-86 y empatar la serie, 1-1. Dubljevic enseñó el camino a su equipo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate